Employer Branding como Estrategia Corporativa

Employer Branding como Estrategia Corporativa. EfiempresaEl concepto de Employer Branding nace en los años 60 en Estados Unidos a raíz de un estudio realizado por un hospital que demostraba que la reputación de un centro como lugar para trabajar tenía una relación directa con la retención del mejor personal sanitario.

Fue hasta los años 80 cuando el término empezó a cobrar importancia. El motivo principal fue el crecimiento económico y la merma de los empleados activos. Había más demanda de talento que oferta de profesionales con las competencias requeridas y las empresas comenzaron a desarrollar estrategias para atraer a los mejores talentos humanos.

Las empresas están buscando constantemente la forma de aprovechar al máximo posible las distintas capacidades y competencias de las diferentes áreas de la organización y sus trabajadores. La combinación interesante surge entre las funciones de marketing y recursos humanos, donde en las últimas décadas se ha desarrollado el concepto de Employer Branding, que es la reputación de una empresa como empleador.

Ésta se traduce en la estrategia corporativa que se construye día tras día con el objeto de posicionar a la empresa en el mejor ranking como empleador frente a sus competidores, fortaleciendo su imagen en la percepción del talento humano interesado en incorporarse al equipo de trabajo.

Utilizar las herramientas del marketing en la gestión interna de actividades estratégicas de recursos humanos potencia el funcionamiento organizacional de las áreas de talento humano, las cuales se orientan en pro de las personas, con lo cual el marketing comunicacional se encarga de “brandear” a la empresa como una “marca de empleabilidad”. El Employer Branding se encarga de esto, de construir marca de empleabilidad en el mercado laboral.

Importancia del Employer Branding

Las empresas hoy día son conscientes que cuidar su Employer Branding es tan importante como cuidar de su marca global. Trabajar la marca como empleador es empezar a tratar al talento humano como se trata a los clientes.

Para que la empresa sea competitiva y capte al mejor talento, se deben establecer mecanismos de seguimiento y control en todas las fases del proceso, lo cual marcará la diferencia de su percepción en las redes sociales. También la información que tanto la empresa como los empleados comparten en Internet. Cuidar la percepción que el talento humano tiene de la empresa en la actualidad es una variable e indicador adicional sensible y de igual condición, con respecto a la cartera de clientes.

Desde siempre la promoción de productos o servicios de consumo ha sido un proceso medular para vincular la oferta con la demanda, y en el mercado laboral no se ha vivido de forma muy diferente, sin embargo ¿Por qué si en la actualidad se invierte tanto en marketing, promoción, satisfacción del cliente y vínculos comerciales en general, no se ha llegado a un nivel similar de sofisticación en relación a los vínculos laborales? Generalmente la respuesta está vinculada a la reducción de costos, sin embargo no hay nada más equivocado como considerar esto una verdad absoluta. De esta forma el Employer Branding viene a responder, el cómo y dónde se pretenden elaborar vínculos comunicacionales y de promoción, para reunir la oferta y demanda de trabajo.

• Motivación del equipo: Los empleados llegan más motivados a trabajar.

• Proceso de selección más eficiente: La empresa cuenta con una imagen excelente de su ambiente laboral agregando valor, eficiencia y eficacia al equipo de talento humano en la captación de profesionales.

• Sentimiento de pertenencia: Los valores organizativos y un buen ambiente laboral afianzan el sentido de pertenencia del recurso humano.

• Mejora de la imagen de marca: Es el prestigio de la empresa y sus estrategias orientadas al excelente trato del talento humano proporcionando por efecto de una buena imagen y fama.

• Atracción del talento humano: El desarrollar la estrategia de Employer Branding permite traer y fidelizar a empleados excelente perfil profesional lo que redundará en resultados excepcionales.

Cómo materializar el Employer Branding

Es importante tener claro los siguientes elementos los cuales permitirán estructurar el Employer Branding desde bases sólidas:

1. Claridad y transparencia

El Employer Branding no consiste en montar una fachada a tus candidatos potenciales. El proceso debe ser claro y transparente, la política en la gestión del talento humano debe mostrar la forma de trabajar y la correspondencia de la empresa hacia el recurso humano midiendo con indicadores cuantitativos y cualitativos los valores establecidos para medir Employer Branding.

2. El talento siempre primero

Las personas son el recurso más valioso de la empresa. Para construir la estrategia de Employer Branding se debe llevar a cabo un proceso de investigación en el mercado, lo que permitirá obtener información del comportamiento del mismo. Mediante el cual se obtendrán insumos que permitirán diseñar una propuesta de trabajo acorde con la realidad del mercado y con el objeto de cubrir las expectativas del candidato y ser competitivo en la captación del talento humano.

3. Los empleados son la voz de la empresa

Los trabajadores son los mejores embajadores. Ellos saben perfectamente cómo es trabajar para la empresa. A través de su propia experiencia indicarán los beneficios que ofrece, la cultura organizativa y su percepción del ambiente laboral. Dentro de la estrategia de medición del Employer Branding es necesario realizar estudios de análisis organizacional que permitan obtener información por parte del personal que sustenten los indicadores establecidos en el Employer Branding.

4. Las Redes Sociales son el mayor aliado

El canal perfecto para comunicar los valores de la empresa y ser claro y transparente, son las redes sociales el uso de estas herramienta permitirá mostrar cómo es el día a día de la compañía, al igual que desarrollar eventos, jornadas de esparcimiento, convenciones y Grupos para generar discusiones asertivas sobre algún tópico con la orientación del mejoramiento continuo de la política empresarial.

5. Involucra a toda la empresa

Para que la estrategia de Employer Branding sea exitosa toda la compañía debe estar involucrada. No debe estar supeditada al departamento de Recursos Humanos. La horizontalización y verticalización del Employer Branding involucra a todo el personal de todos los niveles de la organización, ellos serán los mejores portavoces de la(s) política(s) de fidelización y ayudarán a atraer a más profesionales con talento.

 Empresas de Silicon Valley como referentes de Employer Branding

Varias de estas marcas empleadoras tienen una gran capacidad de atraer talento. Los beneficios que ofrecen a sus empleados son muchos y súper valiosos, lo que también hace que su retención sea alta.

Desde un servicio de transporte gratuito, alimentación, salas de descanso, asistencia sanitaria, viajes, generosas vacaciones, ayudas en cursos, asesoramiento legal, y un sinfín de beneficios más.
Estas empresas punteras en la actualidad tienen empleados que afirman que su cultura de empresa les ayuda a conseguir la excelencia. Confían en sus empleados por ello les dan libertad y responsabilidad. Y sobre todo, valoran su curiosidad, pasión y comunicación. 

Los empleados hablan bien de las compañías, incluso en las redes sociales, su agrado de trabajar en ellas se hace público. Los empleados cumplen son su trabajo y disfrutan de permisos por paternidad, vacaciones ilimitadas, asistencia médica, todas las comidas, etc.

El objetivo de construir una empresa en las que sus empleados esten sensibilizados y se identifiquen  activamente con sus valores es un  éxito en la proyección de su imagen corporativa.

Apuntalar el Employer Branding

Como estrategia para mantener profesionales de alto desempeño requiere de compromiso de todos los niveles de la organización. La participación de los empleados es vital, como portavoces sirven de piedra angular para el desarrollo, mejoramiento y sustento de la política del Employer Branding dentro de la organización.

Los recursos presupuestarios y financieros para apuntalar el Employer Branding deben asumirse como una inversión. Los gerentes y la junta directiva de la organización deben estar orientados e identificados en invertir en la construcción del Employer Branding como una estrategia vital para el desarrollo integral de la imagen corporativa y fidelización del talento humano.

Referencia:

Los Pilares del Employer Branding por Toni Gimeno