Empresa y talento son dos términos que cuando forman una conjunción, son claves para una relación laboral exitosa. Actualmente, los negocios 4.0 son el paradigma empresarial. En ese contexto, es fundamental, construir una cultura innovadora incorporando tecnología. Además de fomentar equipos de alto desempeño, en un ambiente colaborativo y motivador.

En el difícil mercado de los negocios, existen muchas empresas. Pero lo que diferencia a una organización de otra, por encima de sus productos y servicios es el talento humano con el que cuentan.

En el área empresa y talento, es habitual que muchos expertos afirmen que las organizaciones poseen activos tangibles, intangibles, mixtos (empleados). Incluso, que el talento humano sea el activo más valioso de la compañía.

Los líderes gerenciales saben que a nivel de empresa y talento, el prestigio y productividad  de una organización radican en la valía de sus empleados. Por lo tanto, fidelizar a los colaboradores permite que estén satisfechos, motivados y comprometidos con los objetivos de la compañía.

En este sentido, la gerencia de recursos humanos debe enfocar la atención y los esfuerzos en el personal que necesita la compañía. Al pensar en empresa y talento, lo esencial es cómo atraerlo, retenerlo y la búsqueda de nuevos talentos jóvenes con cultura digital.

¿Qué talentos desean las empresas?

En el ámbito de empresa y talento, una persona talentosa es aquella que, tiene la capacidad intelectual para aprender y desarrollarse demostrando destrezas en una o varias actividades. En épocas pasadas, las organizaciones enfocaban los procesos de selección de talentos hacia el nivel de conocimientos, habilidades y destrezas demostradas en una o varias labores en particular.

En estos momentos, los paradigmas relativos a la empresa y talento, han evolucionado en torno al reclutamiento y selección. Así como en elegir a los más aptos, con comportamientos equilibrados y estables.

Además, la selección está afianzada, mayormente en la inteligencia emocional del individuo. Es decir en personas con actitudes proactivas, positivas, resilentes, creativas, autodidactas, entusiastas, analíticas, críticas, reflexivas y con deseos de desarrollarse personal y profesionalmente.

¿Cómo retener y evitar la crisis del talento humano?

No es un secreto que en poco tiempo, gran parte de la fuerza laboral activa serán empleados freelancer (trabajadores independientes), coworking (unión de varios freelancer para trabajar en un mismo espacio) y emprendedores.

Esto puede ser una amenaza para las empresas, no solamente será más difícil encontrar talentos, sino retener los que ya laboran en la organización. De acuerdo con el estudio  ¿cómo y porqué los trabajadores cambian de empleo?, realizado por Linkedin Talent Solutions en el año 2015. Basado en aportes de siete millones de trabajadores en todo el mundo, algunos de los resultados relacionados con empresa y talento fueron:

Por otra parte, el informe Fuerza Laboral 2020, realizado en el año 2014 por Oxford Economics, con el propósito de diseñar estrategias para la fuerza laboral ofrece interpretaciones interesantes. Teniendo en cuenta que fue aplicado en 27 países a 2700 ejecutivos y más de 2700 trabajadores, los resultados de la investigación fueron:

Estos datos desde la óptica de empresa y talento, permite que empleados y directivos de compañías ofrezcan información valiosa sobre cambiar paradigmas. Asumiendo ésta como una etrategia para captar, seleccionar y retener los mejores talentos en las organizaciones.

Estrategias de empresa y talento para retener el mejor personal

Empresa y Talento joven capacitado digitalmente

La empresas deben reforzar sus estrategias de selección y retención de talentos de una era millennial (nacidos a partir del año 1990). Estas personas pertenecen a una generación con forma de pensar y una capacitación muy diferente a la de generaciones anteriores.

Merece consideración especial que estos jóvenes talentos son descritos como:

Una empresa con buena reputación y prestigio, puede atraer a esos jóvenes capacitados digitalmente. Incluso puede ofrecerles oportunidades de desarrollarse profesionalmente. Así como también apoyar el intraemprendimiento, flexibilidad, aprendizaje constante con acompañamiento de liderazgos inteligentes, integrales y efectivos.

Para finalizar, en estos momentos cuando empresa y talento van de la mano,  se deben enfrentar diversos desafíos con respecto a la fuerza laboral. Las organizaciones deben conocer  mucho más a sus trabajadores y los mercados globalizados donde se desarrollan. Toda vez que, obviar estos elementos causará un gran impacto en la rentabilidad y sostenibilidad de la organización.

Además, las compañías deben desarrollar estrategias innovadoras de gestión de talento, dirigidas a una fuerza de trabajo que en el futuro será más diversa. De esta forma se fomenta el compromiso, la motivación, el conocimiento de la tecnología y la cultura colaborativa en la organización. Es así como será posible formar esos futuros líderes que con sus acciones transformarán las empresas 4.0.