Elija: Síndrome de Boreout o Trabajo Estimulante

Síndrome de Boreout, es conocido como la sensación de aburrimiento y de desgano que pueden presentar algunos empleados en sus actividades diarias. Esta reacción, ante la falta de motivación, perjudica al empleado y a la empresa porque disminuye los niveles de productividad. Este síndrome se manifiesta a través de diversos síntomas que es recomendable atender para contrarrestarlo.

El síndrome de Boreout, forma parte de los nuevos conceptos que explican algunos comportamientos de  los empleados en las empresas. Dicho término fue utilizado por primera vez en el año 2007 por  Philippe Rothlin y Peter R. Werder. Expertos en riesgos laborales, lo incluyen como  uno de los fenómenos que está afectando el bienestar de los trabajadores.

Es bien sabido que el ambiente laboral es el espacio donde los empleados ocupan la mayor parte de su tiempo. Incluso más del que dedican a sus familias o a alguna otra actividad. Es, además, una de las tareas fundamentales del ser humano para lograr  su autorrealización.

En el contexto laboral depende de muchos factores llegar a cubrir las expectativas del empleado, y engranarle en el logro de las metas comunes. Algunos de estos son:

  • Cargo a ocupar
  • Actividades a desempeñar
  • Reconocimiento
  • Clima laboral
  • Cultura Organizacional
  • Beneficios socioeconómicos
  • Compensación Salarial
  • Seguridad Laboral
  • Crecimiento profesional
  • Bienestar social

Es por ello, que las empresas que aún creen que el talento humano, es su mejor activo deben velar y garantizar que todos estos factores fluyan de forma armoniosa. A fin de crear un espacio adecuado para que cada persona desempeñe sus labores de manera óptima. De esta manera se puede combatir el síndrome de Boreout.

Aunque las personas son el mejor recurso de las empresas, también son el de más complicado manejo. ¿Cuál es la razón? Frederick Hezberg, uno de los Psicólogos más reconocido en la gestión administrativa de las empresas.  Explica que la satisfacción laboral no depende sólo de la remuneración y los beneficios percibidos.

Este autor en su teoría de la Motivación e Higiene (Expuesta en el año 1959). Aclara que existen dos factores que intervienen en la motivación del trabajo. Factores de Higiene, que se encuentran relacionados con el contexto del trabajo  (beneficios, el ambiente laboral, entre otros). Y los factores de motivación, que están más relacionados con el contenido del trabajo (actividades, a desempeñar, logros, entre otros).

Ambos factores funcionan de forma independiente. Es decir, que aunque haya conformidad con los beneficios percibidos, no significa que haya satisfacción laboral. Tampoco motivación en el trabajo. Pero esta última puede ser una de las causas del síndrome de Boreout. Poca motivación en el trabajo debido al bajo contenido de calidad que tengan las actividades laborales.

Aunque son muchas las causas del síndrome de Boreout. Destacan las siguientes:

  • Selección errónea del personal para ocupar un cargo específico. Escoger a un candidato sin las competencias para el cargo puede llevarlo a padecer el síndrome de Boreout. Sin las cualidades para ejercer un puesto, el trabajador tendrá que hacer tareas que no serán precisamente las de su especialidad. Por otro lado, si se encuentra sobrecalificado también, tendrá una actitud poco receptiva ante sus labores.
  • Asignación de tareas repetitivas y monótonas. Las empresas algunas veces propician el desarrollo del síndrome de Boreout. Por falta de visión innovadora, asignan tareas repetitivas y simples a sus empleados. Provocando desgano y aburrimiento.
  • Asignación de tareas poco retadoras. El síndrome de Boreout surge cuando no hay proyectos, metas en común y actividades estimulantes, que exploten el potencial de cada persona. El personal se limita a hacer, sólo lo que se tenga que hacer.
  • Exclusión del equipo de trabajo. En muchos ambientes labores tóxicos. No hay una buena integración de los equipos de trabajo. Por tal razón, se excluyen algunas personas, que al no fortalecer las  relaciones interpersonales a nivel laboral, empiezan a manifestar el síndrome de Boreout.
  • La no delegación de tareas. Al no delegar tareas, se aumenta la posibilidad de padecer el síndrome de Boreout. Mientras no haya nada que hacer, sólo se cumplirá horario, estando y no estando en el trabajo a la vez.
  • Falta de planificación. La falta de planificación en las empresas, no promueve una adecuada estructura organizacional y funcional. En ese caso, afecta la asignación de tareas de calidad al empleado, aumentando su aplanamiento emocional ante los retos organizacionales.
  • Tipos de liderazgos. Los tipos de liderazgos afectan de manera directa el desempeño de los trabajadores. Los líderes democráticos y participativos generalmente combaten el síndrome de Boreout, a través de la estimulación de sus colaboradores.
  • Estancamiento profesional. Muchas veces el profesional al notar, que el tiempo transcurre y no hay posibilidades de surgir y crecer dentro de la organización, empieza a desarrollar el síndrome de Boreout.

El síndrome de Boreout, es una afección que no distingue raza, ni credo, ni género. Tampoco profesionales ni especialidades en cualquier nivel. Puede atacar a cualquier empleado en cualquier área. Independientemente del tamaño de la organización, y del sector que maneje, público o privado.

Por tal razón, es de suma importancia vigilar las causas que puede generar el síndrome de Boreout. Así como también es importante estar alerta a los efectos que provoca para su reconocimiento temprano.

Síntomas de que se padece:

  • Desinterés. El empleado con síndrome de Boreout no muestra interés por ninguna de las tareas que ejecuta, aunque sean simples y sencillas.
  • Poco compromiso. Por otro lado, tampoco muestra compromiso con la organización en la que se desempeña. Más bien, manifiesta rechazo y constantes quejas por cualquier razón.
  • Falta de identificación empresarial. Tampoco se identifica con las metas organizacionales. Solamente intenta cumplir con las actividades asignadas.
  • Apatía. El principal síntoma del síndrome de Boreout. El trabajador muestra total aburrimiento ante las tareas encomendadas. Se evidencia una actitud inactiva y de desgano. Por ende, poco colaboradora.
  • Ausentismo.  El absentismo laboral puede ser una señal del síndrome de Boreout, ya que al no tener interés, compromiso e identificación organizacional, prefiere no asistir a trabajar.
  • Descuido. El empleado con síndrome de Boreout generalmente mostrará descuido en las tareas realizadas y en el trato con sus iguales o superiores. Actuando con irrespeto, rechazo o agresividad. Incluso en algunos casos, manifestando baja autoestima y poca creencia en sí mismo.

El síndrome de Boreout es una condición difícil de tratar por todos los componentes que lo conforman. Sin embargo, no es imposible. Existente diversas estrategias útiles para combatirlo. En consecuencia, será un reto para la gerencia de Recursos Humanos diseñarlas, planificarlas y ejecutarlas.  A continuación se mencionan algunas de ellas:

  • Fomentar el buen clima laboral y el trabajo en equipo
  • Contar con adecuados estilos de liderazgos
  • Definir claramente roles y funciones de cada puesto de trabajo
  • Desarrollar planes de carrera y de sucesión
  • Introducir nuevas e interesantes tareas
  • Conceder más autonomía y autoridades a los empleados en sus actividades
  • Introducir tareas específicas para que los trabajadores se puedan volver expertos
  • Aumentar la responsabilidad de los empleados en su trabajo
  • Promover el trabajo por proyectos y metas
  • Elaborar informes de desempeño y colocarlos a la disposición de los trabajadores
  • Eliminar controles innecesarios

En conclusión, el síndrome de Boreout es una afección que perjudica a una persona que dedica el mayor tiempo de su vida a una empresa. Por ello, es importante tomar las medidas pertinentes para no llegar a padecerlo.

Cabe acotar, que generalmente las personas que padecen del síndrome de Boreout pueden parecer flojos o con pobre  actitud y aptitud para el trabajo. Sin embargo, en algunos casos, tal vez esa no sea la razón. Posiblemente la comprensión de estos casos y su solución, esté en las políticas implementadas por las empresas. En consecuencia, la Gerencia de Gestión Humana deberá desarrollar claras estrategias basadas en la motivación laboral a fin de prevenir el síndrome de Boreout.