Comercio, fortalecido por la era Electrónica y Digital

El comercio es la actividad socioeconómica más antigua de la humanidad, en la cual prevalece hoy el intercambio de bienes y servicios a través de la compra y venta, y de la ley de la oferta y la demanda (salvo en mercados controlados).

Con el pasar de los años, sigue siendo una tarea de renombre, de la cual dependen todas las economías de las sociedades a nivel mundial. Por tal razón, el comercio se ha ramificado y ha tomado nuevas formas, buscando constantemente caminos y espacios para facilitar y ofrecer la practicidad en el área comercial.

Ejemplo de ello es, el comercio a nivel electrónico, que se ha convertido en un sistema de comercialización cada vez más viable. A lo largo de los años se ha perfeccionado a sí mismo,  con la contribución y aparición de nuevos métodos, para abrir camino a las distintas oportunidades de negocio a todo nivel. Tal es el caso del marketing electrónico y digital que otorga ventajas y beneficios a todo aquel que quiere incursionar en el mundo comercial.

Los sistemas de comercialización de las empresas se están automatizando debido al auge del comercio electrónico, que da al proceso de compra y venta, mayor acceso a los consumidores o usuarios, y dejando en segundo plano, la participación  de intermediarios.

El comercio electrónico es una plataforma que apoya, con herramientas de Marketing, los procesos comerciales, generando enfoques estratégicos  como la promoción, ventas y pagos de bienes y servicios, públicos y privados,  siendo estos parte de los mercados en  expansión en línea.

Los sistemas de comercio son el eje central de los procesos productivos. Por ello su objetivo principal es hacer el análisis comercial, observando oportunidades y la cantidad de  transacciones que se realizan para ofrecer una amplia gama de posibilidades económicas atractivas, y así, determinar un potencial recurso, en crecimiento y rentabilidad. Para ello el comercio, apoyado en el mercadeo, cumple esta meta a través de los siguientes métodos:

  • La investigación de mercados
  • Desarrollo de productos.
  • Fijación de precios.
  • Comunicación.
  • Promoción
  • Venta y distribución de productos o servicios.

Los sistemas de comercio hoy ofrecen la automatización de toda la interacción,  que aunque varíe, siempre cuenta con  los mismos fundamentos y actores: 

  • Los mercados en los que se desarrolla, incluyendo las nuevas tendencias empresariales.
  • La competencia que se deriva de la colocación de un producto.
  • Los proveedores que suministran la materia prima para la elaboración del  producto o del servicio.
  • Los intermediarios quienes actúan con la finalidad de lograr  la comercialización del producto y obtener una ganancia propia.

Viabilidad de los mercados

Un estudio realizado por Commerce en el 2017 determinó que más de 20.000 de los medios de comercialización se basan en estrategias de Marketing que utilizan el comercio electrónico como  medio de ventas. La proyección es que el sistema se replique en los próximos 5 años, y se posicione aún más  como sistema de comercialización viable.

Como área de comercio, la región latinoamericana presenta un progreso socioeconómico, que incluye el nacimiento de pequeñas y medianas empresas (Pyme) que se valen de estas nuevas estrategias (electrónicas) que le otorgan mayor dinamismo al comerci0 en este territorio.

El comercio fortalecido por  la era digital ubica a Latinoamérica como una de las mejores regiones con desarrollo sostenido,  sólo detrás de Asia. Tomando en cuenta que para finales del 2018 o principios del  2019 se estima que genere ventas por el orden de los US$85,000 Millones convirtiéndose en una de las más viables. 

Colombia, Brasil, Argentina y Chile se encuentran en la punta de expansión de este mercado,  siendo Costa Rica, ubicada en Centro América, líder en esta región, gracias a que más del 55 % de la población tiene acceso al comercio electrónico como medio de adquisición de servicios y productos.

Existe una amplia gama de oportunidades de negocios en el campo comercial, ahora  apoyado con el Marketing digital, perfilándose la red, como la futura única vía de compra y venta  o solicitud de servicios.

Sin embargo, para aprovechar esta metodología es necesario identificar posibles mercados, con potencial y en constante desarrollo, a través de la identificación del  crecimiento de la infraestructura comunicacional,  la expansión de las redes en la Web  y la tecnología telefónica que utilizan estos nuevos mercados.

Los sistemas de comercio basados en las estrategias de marketing también han alcanzado al mundo laboral y ejemplo de ello es la incorporación del trabajo a distancia o el teletrabajo, como concepto de vanguardia,  que de alguna forma entra en este entorno, donde el Marketing impulsa lo comercial,  y éste a lo productivo.

Tomando en consideración todo lo que se ha expuesto, el impacto del comercio hoy en día, aumenta cada vez más, determinando que más del 51 % de los servicios digitales muestra interés en salir de sus fronteras y expandirse, tratando de llegar, dependiendo del lugar donde se encuentre, a continentes como el asiático, europeo, o el americano. 

Esta tendencia ha fomentado que el comercio se beneficie con la Globalización, donde no hay barrera que impida el enlace e intercambios políticos, culturales y económicos entre países, internacionalizando los mercados, haciéndolos cada vez más actractivos y más accesibles a más consumidores.    

En conclusión, el medio para ofertar un bien o servicio depende de la expansión de los mercados, del nacimiento de las nuevas tecnologías y de lo dispuesto que se esté a utilizar las herramientas que generen los mejores resultados.

El comercio actualmente se adapta al entorno digital, comparte la comunicación y acepta que los procesos pueden coexistir entre sí, apoyando la importancia de la transformación del sistema, porque lo más importante en este entorno comercial, es renovarse.