5 Consejos para Aplicar una Publicidad Multiplataforma Efectiva

 

Los anunciantes se han tenido que convertir en perseguidores de sus clientes potenciales. Por eso la publicidad multiplataforma se convierte en la nueva norma de compra de espacios digitales. Los anunciantes tratan de llegar a los consumidores a través de cualquier dispositivo que esté usando en un momento dado. A través de anuncios en formato digital multiplataforma.

La creciente gama de dispositivos y plataformas que ofrecen contenido atractivo para los usuarios,  ha abierto la brecha. Ahora los anunciantes aprovecharán y explotarán ese campo de posibilidades.

Aún quedan importantes obstáculos que superar antes de que la industria llegue a maximizar sus oportunidades de negocio. Empezando porque sepan crear nuevas ocasiones en el mundo multipantalla de hoy día.

A modo de ejemplo, en otros tiempos, el televidente -que únicamente le prestaba atención a la tv– no hacía nada más, pero ya eso no es así.

El 68% de la gente en EE.UU. ve televisión mientras utiliza el smartphone, y se espera que esta cifra llegue este año a 79,1%. En cuanto a la proporción de gente que utiliza el ordenador mientras ve la televisión es de 51,1%.

No sólo se está en el momento multipantalla, sino que los individuos tienen tendencia a ser multitarea también. Mientras años atrás sentarse frente al televisor era algo completamente relajante y así se asumió culturalmente. Era un momento del día, familiar, en el que todos se reunían en torno a la pantalla.

Ahora, una sola pantalla queda corta. Quizá porque se ha hecho costumbre el uso de varias plataformas, porque el contenido que ahora se ofrece no es lo suficientemente interesante o de calidad. Lo cierto es que ahora no se logra mantener los 5 sentidos en un pantalla de Tv.

Los espectadores, actualmente, utilizan varios dispositivos simultaneamente. En un caso podría ser tv y smartphone, para acceder a contenidos relacionados, comparar información y actualizarla. Por eso, para capitalizar este tipo de comportamiento lo mejor que un anunciante puede hacer es conectar una campaña en RRSS con una campaña de televisión. Esto ayuda a las marcas a generar tráfico hacia sus canales y contenidos.

Los presupuestos de publicidad que los anunciantes estadounidenses se gastan en varias plataformas –televisión convencional y vídeo en digital– ha aumentado. Tanto así que en los últimos dos años ha pasado del 29% al 35%, según el informe de IAB.

¿Cómo gestionar campañas multiplataforma?

Las campañas en las que se suman diferentes canales digitales logran un mayor impacto. Sin embargo, el marketing multicanal va más allá de ser una estrategia. En estos casos se realizan acciones a través de diferentes canales que se adaptan a los mensajes.

Gestionar una Publicidad multiplataforma equivale a crear acciones que se complementen en unos canales y otros. De hecho, una verdadera estrategia de publicidad multiplataforma consiste en que todos los elementos de una misma historia, son contados en diferentes plataformas, de forma que todos sumen.

Ejecutar una publicidad multiplataforma no es sencillo. Para ello se necesita inteligencia tecnológica, que ayude no sólo a trabajar en diferentes canales con un mismo mensaje adaptado. Sino también a recibir estadísticas individualizadas por canal.

Existen 4 canales digitales fundamentales dentro de este tipo de publicidad:

Email: En toda campaña de publicidad  multiplataforma siempre hay un canal que tiene que ejercer un papel preponderante. En la mayor parte de los casos ese rol le corresponde al email marketing. Por tratarse de un medio que permite comunicaciones más personalizadas y está lo suficientemente maduro como para conocer cuándo impactar sobre tus suscriptores.

Sms: La tasa de aperturas de las campañas de email marketing no suelen ser superiores al 20%. Por ello, combinar una campaña desde email y sms garantiza que todos los usuarios van a tener conocimiento del mensaje.

Por ejemplo, una acción interesante es enviar un sms sólo a aquellos usuarios que no hayan abierto el mensaje por correo electrónico. Pero sí suelen interactuar con tus campañas de email marketing. De esta manera se evita enfadar a usuarios que han abierto el email y no han seguido interactuando, por las razones que sea. Al mismo tiempo que informas a suscriptores habituales del envío.

Redes sociales: Aunque para muchos son canales opuestos. Las diferentes redes sociales son espacios complementarios que ayudarán mucho a difundir mensajes. Sobre todo si se logra  integrar en los diferentes canales.

Landing pages: Estos son los espacios que se deben diseñar para finalizar las conversiones. Dada la creciente importancia de las plataformas móviles es importante que los landing pages estén adaptadas a ciertos dispositivos.

Más allá de lo Online

La publicidad multiplataforma no es simplemente, la publicidad que se muestra personalizada. No sólo para algunos como “perfil anónimo” sino que está contextualizada para el dispositivo que se esté usando en un momento específico.

Esto implica que una herramienta de publicidad le permite inferir al anunciante el número de páginas que navega un usuario, mientras trabaja, o en casa. Si las búsquedas estaban relacionadas, si hubo intento de compra de un producto en particular.

Cuanta más información se maneje en cuantos dispositivos usados, momentos de mayor actividad e interacciones (dar likes, comentar, sumar a un wish-list), puede un proveedor tener más presencia. Como resultado, puede vender la publicidad. Así es la publicidad multiplataforma.

5 consejos sobre el marketing multiplataforma

Lo más recomendable es plantear estrategias globales en las que cada soporte cumpla su correspondiente función sin olvidar lo más importante: El usuario.

Las webs sobre marketing digital han proliferado en los últimos años hasta convertirse en espacios útiles de formación. Así como actualización de conocimientos y debate entre profesionales y particulares. A propósito de este aquí cinco puntos para afrontar el reto que supone el consumo multiplataforma.  en ordenadores, smartphones , tabletas y un largo etcétera.

1. Lo relevante es el usuario, no la plataforma

Los analistas subrayan que en primera instancia las empresas deben centrarse en sus clientes, y no tanto en los canales por los que éstos se mueven. Las modernas herramientas de medición, por ejemplo, la analítica web, permiten comprender el comportamiento del público. Con esta base, las compañías tienen que adaptar su intervención posterior a cada soporte: PC, teléfono inteligente… O a varios a la vez.

2. Las experiencias consistentes no entienden de formatos

Se han diseñado a lo largo de la historia productos y servicios para distintas plataformas que también han funcionado de manera complementaria. Sin embargo, nada impide que el negocio digital cree mejores experiencias sin que sea solo en pantallas móviles.

3. Pensamiento integrado

Numerosas organizaciones llevan a cabo una excelente labor de promoción y venta en cada uno de los soportes sobre los que trabajan. Pero lo hacen por separado. Para conseguir un resultado óptimo, los expertos coinciden en señalar que lo ideal es enfocar la estrategia de marketing “holísticamente”. No se trata de plantear acciones aisladas –por brillantes que sean–, sino de agruparlas y coordinarlas desde el principio, aunque así sorprendan menos.

4. Interpretando el segmento

Cada segmento de la audiencia tiene actitudes diferentes. Anunciantes, publicitarios y editores deben conocer estas características para orientar correctamente las soluciones. Por ejemplo, es importante saber que para los usuarios de entre 18 y 35 años la televisión no parece el vehículo idóneo para captar su atención. En este caso internet y los dispositivos móviles se presentan como los soportes más adecuados en su caso.

5. Nuevas reglas – Nuevos usos

Cada medio indica hacia dónde se debe dirigir la estrategia. Se debe examinar fríamente, con espíritu crítico, los indicadores de rendimiento en cada plataforma. Todo esto para hacerlos converger en el cliente digital, que busca nuevos usos, menos límites y sobre todo nuevas reglas.  

Ventajas de las Apps que se usan como parte de las plataformas

Una aplicación o APP es un programa informático enfocado y diseñado para su utilización en dispositivos móviles. Las APPs siempre se han caracterizado por tener una calidad superior a las webs tradicionales en diseño, capacidad, rendimiento y funcionalidades. Las aplicaciones multiplataforma tienen, además, una gran ventaja añadida: se pueden utilizar en cualquier smartphone o tablet, independientemente de cuál sea su sistema operativo.

Es aquí donde la publicidad multiplataforma se enfoca en este tipo de oportunidades tecnológicas. Porque a través de éstas, conocen y saben que los usuarios o clientes potenciales, las usan. Por ende, el presupuesto de una campaña siempre va a mirar con buen ojo este tipo de aplicaciones que llevan a ser más que un medio.

La principal ventaja de las aplicaciones multiplataforma es que funcionan en los principales sistemas operativos de los smartphones y tablets. Esto da cabida a que se elimine la necesidad de crear una versión distinta para cada dispositivo.

Las aplicaciones multiplataforma tienen una serie de ventajas frente a las específicas de cada sistema operativo. Son conocidas como APPs nativas, y también  Web APP, a las que se accede a través de un navegador. Estos son los principales puntos a favor de las aplicaciones multiplataforma:

  • Ahorro de tiempo y costes económicos.
  • Posibilidad de desarrollar aplicaciones con la misma calidad y prestaciones que las nativas.
  • Acceso directo descargando la aplicación, por lo que no es necesario el uso de un navegador.
  • Máxima integración con el hardware y el software específicos de cada dispositivo.

Para los empresarios, emprendedores y negociantes, es importante conocer este rubro que cada vez abre más el espectro. La publicidad a su vez, mantiene cambios necesarios que evidentemente se adaptan a los consumidores que marcan la pauta. Estos son a quienes se debe estudiar constantemente. Por el contrario, a los productos, servicios o marcas, que no lo hacen los espera el cuarto oscuro donde no existe ninguna luz publicitaria.