Impulsa tu Organización por medio de la Planificación Estratégica

Las responsabilidades del gerente se relacionan con todas las actividades concernientes a la planificación estratégica. Ahora bien, la planeación no consiste en actividades múltiples que se realizan a diario caracterizadas por ser cortas, discontinuas y poco reflexivas. Por el contrario, La planificación es la acción en la que se emplean procedimientos organizados, en diversas actividades que se relacionan entre sí.

Estas acciones tienen como objetivo cambiar situaciones, para lograr el contexto que se desea, usando eficientemente los recursos disponibles.

Al reflexionar sobre la planificación es imprescindible, pensar en la estrategia. Según Drucker (1954), los gerentes deben analizar la situación del momento y si hace falta cambiarla. Esto se logra, conociendo los recursos con los que se cuenta en la empresa y cuáles se deben adquirir.

Por lo tanto, la estrategia es un elemento que establece los objetivos de una organización a largo plazo. A partir de la programación de acciones y poniendo a disposición los recursos necesarios para el logro de estos objetivos. En consecuencia, la planificación estratégica, no se trata simplemente de aplicar procedimientos. En realidad, es aplicar un liderazgo inspirador para motivar a los empleados a conducir esfuerzos, conocimientos, creatividad y recursos, hacia el logro del plan.

Confusiones con la planificación estratégica 

Es importante aclarar algunos aspectos para que no existan confusiones sobre la planificación estratégica:

  • Las decisiones que se toman en la planificación estratégica, son para el momento, no a futuro.
  • La planificación estratégica, no sustituye el buen criterio y la visión en los negocios de los directivos.
  • El propósito de la planificación estratégica, no es el diseño de planes a futuro, rígidos sin oportunidad de cambio.
  • Tampoco pronostica las ventas, para luego establecer medidas que permitan, el cumplimiento de las metas de ventas según el pronóstico.

Aspecto a tomar en cuenta al efectuar la planificación estratégica

  • Efectuar la planificación estratégica, una vez cada tres años. El proceso puede revisarse, una vez al año y las revisiones suelen ser rápidas, por lo general, solamente duran un día.
  • La planificación estratégica se efectúa cuando se inicia un nuevo proyecto, al finalizar una evaluación en la empresa y si se enfrentan nuevos retos, de acuerdo con los resultados de la evaluación.

¿Por qué se realiza la planificación estratégica?

Mejora el desempeño de la empresa: La planificación estratégica permite a los líderes, determinar las oportunidades y amenazas de la empresa para reorientar la misión y los objetivos.

Para afrontar los problemas críticos: Los problemas graves de la organización, pueden enfrentarse coordinadamente con la aplicación de la planificación estratégica, abriendo camino para tomar decisiones acertadas y oportunas.

Comunicación efectiva para mejorar procesos: Con este plan se optimizan los procesos comunicativos, para perfeccionar los procesos administrativos. Todo esto permite, establecer acciones dirigidas al cambio positivo. Es decir, equilibrado, adaptado a los retos difíciles de los negocios empresariales.

Etapas de  la planificación estratégica

Es fundamental que la planificación estratégica, se adecúe  a la empresa, tomando en consideración a dos aspectos importantes. El análisis  externo (del medio donde se encuentra la organización) y el análisis interno de la compañía.

Diagnóstico Situacional

  • Clientes: Conocer ¿qué desean los clientes?, sus expectativas, puntos de vista, quejas, exigencias, entre otras facilitará a la organización, información relevante y valiosa.

Esta información permitirá reencausar el diseño e innovación de productos y servicios que resuelvan los problemas y satisfagan las necesidades de los clientes. Un cliente satisfecho, se fideliza con la organización y atrae más clientes a la misma.

  • Empleados: Los empleados deben tener un tratamiento tan especial como el de los clientes. Tomarles en cuenta al escucharles, darles la oportunidad de presentar ideas y soluciones creativas, siempre orientadas al logro de los objetivos de la organización.

Un clima laboral apropiado permitirá que los colaboradores estén motivados y comprometidos con la organización. Por ejemplo, demostrando en sus labores procedimientos y resultados eficientes, eficaces y productivos.

Análisis interno de la organización

Consiste en investigar los elementos que intervienen en el desempeño de la organización, incluso en épocas pasadas.

Asimismo, se identifican las fortalezas de empresa, lo mejor con lo que se cuenta, y los elementos que estimulan de manera positiva la gestión empresarial.  Para de esta forma impulsarlas y reforzarlas en la planificación estratégica.

También, se debe verificar cuáles son las debilidades en los procesos y operaciones que se relacionen con la misión. Todos los elementos que entorpezcan el desempeño adecuado, se califican como debilidades, las mismas se deben identificar y corregir.

Dentro de los aspectos objeto de análisis se encuentran:

  • La estructura formal de la empresa.
  • Solidez financiera (con respecto a pagos e inversiones).
  • Recursos humanos.
  • Infraestructura tecnológica.
  • Redes de comunicación organizacional, entre otras.

Análisis externo de la organización

Es un proceso donde se identifican, los factores externos a los cuales están supeditadas las operaciones de la empresa. Estos factores tienen que ver con las oportunidades (aspectos positivos) y las amenazas (negativos).

Los aspectos más relevantes son:

  • La estabilidad económica del país, donde se encuentra la empresa.
  • Cambios demográficos y culturales.
  • Avances tecnológicos.
  • Riesgos provenientes de factores naturales.
  • Los competidores.
  • Políticas públicas,  normativas y legislaciones.
  • Cambios en las preferencias de los clientes, entre otras.

Estructura del plan

Visión

Es la declaración de lo que desea la organización a futuro, de acuerdo con el entorno y las competencias organizacionales.

Cuando se redacta la visión de la empresa, se debe tomar en consideración que la misma sea amplia, detallada, integradora, positiva, realista, alentadora, entusiasta y sinérgica.

Misión

La misión organizacional está fundamentada en las prioridades, estrategias y planes. A partir de ella se diseña el trabajo gerencial y la planificación estratégica.

Una misión redactada con claridad, le da sentido a las actividades y decisiones que se realizan en la empresa.

Al redactar la misión se debe tomar en consideración, los clientes, los productos o servicios, la competencia, la preocupación por la mejora continua y la imagen corporativa.

Valores corporativos

Son los principios, normativas y creencias que reglamentan la gestión organizacional. Los valores constituyen la filosofía y la cultura de la organización por lo tanto, los mismos deben analizarse, redefinirse y divulgarse.

La importancia de los valores corporativos radica en que, son elementos inspiradores y referenciales del desarrollo organizacional. Con el ejercicio de un liderazgo motivador y la planificación estratégica, los valores se dan a conocer para internalizarlos y aplicarlos con responsabilidad y ética.

Objetivos estratégicos

Los objetivos son ideales viables que se desean alcanzar a mediano plazo, empleando acciones intencionadas, de acuerdo con los retos establecidos en la visión.

Es por esto que, deben formularse para que se cumplan y los resultados sean evidentes y evaluables. Todo esto con el propósito de efectuar las modificaciones necesarias, para adaptarlos a los cambios que sufra el plan.

Implementación de la planificación estratégica

  • Distribución de los niveles jerárquicos y de autoridad en la empresa.
  • Establecer acciones para Integrar las subunidades.
  • Definir los niveles organizacionales de la empresa.
  • Hasta donde llegan los niveles de centralización o descentralización de autoridad para tomar decisiones.

Luego de definirse las acciones, se asignan las tareas y delegan responsabilidades a cada unidad organizativa, haciendo que se involucren en el proceso. Con la finalidad de que aporten sus capacidades.

Igualmente, se deben fijar metas para ser cumplidas a corto plazo, precisar políticas para resolver los conflictos que se presenten y asignar los recursos para llevar a cabo el plan.

Evaluación

Todo proceso organizacional debe evaluarse, para comprobar si los resultados obtenidos coinciden con los planificados. De esta manera, se identifican las brechas que existen en las dos situaciones, para determinar qué aspectos fallaron en la planificación y quiénes son los responsables. Es indispensable la utilización de indicadores para medir el desempeño en cada uno de los procesos.

Para llegar a las conclusiones se debe contar con la suficiente y más objetiva información. Además, el objetivo de la evaluación no es establecer culpables sino, aprender de los errores y tomar las decisiones oportunas para corregirlos.

Para finalizar, la planificación estratégica es una herramienta fundamental para lograr los objetivos de la organización. Igualmente, la misma debe tener la capacidad de adaptarse y reformularse de acuerdo con la realidad de la organización.

La planificación estratégica es un ciclo perenne de formulación, ejecución y evaluación de planes, adaptados a los cambios que sufre la organización. Los cambios suelen ser influenciados por  elementos externos.

Además, con la planificación estratégica se pueden superar y corregir las debilidades que entorpecen el eficiente, efectivo y eficaz desarrollo organizacional.

Referencias

Drucker, P. (1954). La práctica de la Gestión.