3 Nuevas Prácticas de Sostenibilidad en las Empresas

 

La percepción que se tenía de las organizaciones como motor de producción en serie, ha evolucionado en los últimos años. El esquema de producción y servicio actual, debe venir enfocado hacia las nuevas prácticas de sostenibilidad en las empresas.

De acuerdo con el  Informe Brundtland presentado en el año 1987 ante la ONU. El desarrollo sostenible es  la capacidad de satisfacer las necesidades actuales de la población, sin comprometer esas capacidades de las generaciones futuras.

La empresa es una unidad económica, donde se utilizan armoniosamente los factores de producción. Con la finalidad de satisfacer las necesidades de un bien o servicio determinado que requiera un mercado dispuesto a pagar un valor de venta.

¿Cuáles son las nuevas prácticas de sostenibilidad?

Se refiere a las nuevas líneas de acción que deben implementar las unidades de producción de bienes y servicios. Con el propósito de generar valor económico, social y medio ambiental con todos los factores que intervienen en el proceso productivo.

Las nuevas prácticas de sostenibilidad en las empresas, definidas por políticas institucionales, permiten el aumento de los valores agregados. Así  como también la satisfacción de las necesidades actuales de los clientes, sin menoscabo de las producciones globales futuras.

¿Cuál es la fundamentación legal de las nuevas prácticas de sostenibilidad en las empresas?

Las nuevas prácticas de sostenibilidad en las empresas, tienen su basamento jurídico en la gestión del medio ambiente serie ISO14000 (International Standarization Organization). Las cuales tipifican una normativa para ser aplicadas a las empresas. Mientras se respeta, cuida y preserva el entorno ambiental. Es decir tiene un fundamento ecológico.

Las políticas empresariales, son un compendio de principios y normativas que, establecen los niveles estratégicos de la organización. Con la finalidad de fijar metodologías de trabajo para hacer más eficientes los procesos.

¿Qué tipos de políticas empresariales se deben implementar para las nuevas prácticas de sostenibilidad?

Primeramente debe reunirse al equipo de colaboradores, para involucrarlos con las nuevas prácticas de sostenibilidad. Posteriormente, fijar las planificaciones para implementarlas en la empresa. 

El proyecto debe plantearse en función de un enfoque sistémico y abierto donde estén presentes los factores externos como clientes, proveedores, gobierno, comunidad. También los internos, que se refieren al personal, maquinarias, instalaciones, unidades productivas entre otros.

Una vez los colaboradores de la empresa están alineados con las nuevas prácticas de sostenibilidad como modelo empresarial, se definen las políticas específicas para la empresa.

En este orden de ideas, se mencionan una serie de políticas empresariales exitosas para las nuevas prácticas de sostenibilidad:

  • Ahorro de energía: Los planes en cuanto al ahorro de energía en la empresa, se enfocan como una metodología de trabajo. Debe exhortárseles a los colaboradores a desconectar sus ordenadores en horas de receso o el almuerzo. De esa forma minimizar los costos para consumo de energía.

En el mismo contexto se debe plantear ajustar horarios laborales, para aprovechar al máximo la iluminación por luz solar. Además, abrir persianas y cortinas de las oficinas para mayor claridad.

El gerente debe orientar a su grupo de trabajo en función de utilizar todas las herramientas y tecnologías disponibles, para no imprimir material. Establecer la cultura de la comunicación digital.

El ahorro de impresiones minimiza los costos para la empresa, por concepto de  mantenimiento de las máquinas, compra de tóner y papel bond.

  • Prácticas de reciclaje de materiales: Esta política está alineada en las nuevas prácticas de sostenibilidad debido a los grandes beneficios que reporta. Todas las organizaciones, deben implementar la separación de desperdicios por tipo de material.

Algunas compañías, utilizan contenedores identificados por colores indicando el tipo de material (vidrio, cartón, plástico, metales) para que sus trabadores clasifiquen los desechos. Ésta sana práctica permite, concientizar a los colaboradores y al mismo tiempo la compañía dispondrá de material para reciclar.

Los departamentos como compras, contabilidad y ordenación de pagos, pueden utilizar hojas recicladas de papel bond, para fotocopiar sus documentos. 

  • Uso eficiente del vital líquido: Debe plantearse una educación adecuada empresarial, para el uso eficiente del agua.

Cabe destacar que, como política de nuevas prácticas de sostenibilidad es importante efectuar diagnósticos periódicos. Por ejemplo, mediante un test de fuga de agua, en todas las áreas de la empresa.

Deben instalarse en las empresas reductores del caudal de agua en las griferías. Éstos son unos dispositivos diseñados, para minimizar la presión y alargar la vida útil de las instalaciones y tuberías de la compañía. Así como también para el ahorro controlado del agua.

Igualmente, en los retiros y zonas verdes de la organización, deben utilizarse sistemas de riego automáticos de aspersión controlada, para ahorrar agua.

Beneficios de implementar nuevas prácticas de sostenibilidad en las empresas

La cultura de aplicar nuevas prácticas de sostenibilidad, como parte de la metodología de trabajo en las organizaciones conlleva las siguientes ventajas:

  • Minimización de la estructura de costos, lo cual se traduce en un producto ofrecido a un precio más asequibles. Incluso con un menor impacto ambiental
  • Estandarización de los procesos y metodología de trabajo, de acuerdo con una educación ambientalista dentro de la organización.
  • Disminución de riesgos y accidentes laborales, por uso inapropiado de recursos, insumos, materiales, instalaciones, equipos y maquinarias de la compañía.
  • Penetración a nuevos mercados que, exijan y deseen productos orientados bajo una producción, de nuevas prácticas de sostenibilidad.
  • Preferencia para el otorgamiento de préstamos, subsidios, créditos, premios, certificados, por parte de instituciones públicas, privadas, académicas e  internacionales.
  • Reconocimiento constante por parte de los medios, sociedad, comunidad y otras empresas del ramo.
  • Mayor productividad, una utilización más eficiente y efectiva de los recursos involucrados en todo el proceso productivo.

Para finalizar, se debe considerar que la sociedad actual demanda un mayor compromiso de responsabilidad social por parte de las empresas. Lo cual exige un uso permanente de nuevas prácticas de sostenibilidad para su proceso productivo.

Cabe destacar que esto permitirá una mejora continua en todas las actividades de la organización. Así como una utilización eficiente de los recursos en beneficio del medio ambiente. Todo esto contribuirá a garantizar a las futuras generaciones un planeta habitable y con los recursos de hoy.