Revisión de la Marca País México

Revisión de la Marca País México. Efiempresa

Con intercambios globales a la velocidad que permiten las Tecnologías de Información y Comunicación, la marca país es fundamental para los negocios. Esta forma de branding ayuda a definir estrategias comerciales cuando se aspira a la internacionalización. En el caso de la marca país México, aquí algunas consideraciones del amplio panorama a tener en cuenta.

Comúnmente la plaza o distribución de productos o servicios está determinada por un entorno físico, geográfico fácilmente precisable. Es allí donde se lleva a cabo el intercambio de bienes o servicios, a través de canales de distribución. Cuando este contexto pasa de lo local a lo global por estrategias de expansión, fusión, adquisición o alianzas ese entorno crece. Entonces aumentan los intangibles a considerar, como la marca país, que no pueden obviarse. 

La marca país es simplemente una definición más amplia del Lugar (Place), una de las 4P de la mezcla de Mercadeo. En un mundo de negocios supra fronteras, la marca país aporta valores como la reputación nacional. Emprendedores y empresarios, de acuerdo a los mercados a los que apunten, deben estar en capacidad de conocer sus implicaciones.

¿Qué ofrece la marca país México?

La marca país México cuenta con atributos propios de su identidad cultural, sus paisajes, una gastronomía particular. Cualquiera puede pensar rápidamente en los colores muy vivos de las vestimentas típicas mexicanas, en la música de los mariachis. También se tiene referencia de que México tiene relativamente bajos costos de producción, comparados con sus vecinos del norte. Todos estos rasgos distintivos se integran también al amplio concepto de la marca país México.

Para emprendedores y empresarios la toma de decisiones impone siempre grandes desafíos, al tener que procesar mucha información. Determinar dónde producir, en qué sector hacerlo, hacia dónde exportar, de dónde importar, qué alianzas favorecen, parte de un análisis. Ese análisis de variables internacionales incluye la marca país.

Si se apunta a norte América destaca el atractivo comercial que representa que 80% de las exportaciones mexicanas vayan a EE.UU. No en vano el estudio Doing Business del Banco Mundial, destacó a México como país más importante para hacer negocios en Latinoamérica.

La marca país México está construida en base a temas nacionales como la apertura de negocios, el emprendimiento, la ciudadanía y el poder entre otros. Como se ve, posicionarse internacionalmente, para los países implica que sus sistemas sociales estén bajo la lupa. La competitividad en términos de marca país se da, entonces, alrededor del entorno regulatorio gubernamental y fiscal. Naciones que favorecen las negociaciones, la creación y operación de empresas tienen condiciones más ventajosas respecto a las que no.

Según el estudio Best Countries de WPP, México aparece en el segundo puesto entre los países de América Latina. Se ubica en la posición número 31, entre los 80 países calificados. También el Fondo Monetario Internacional (FMI) contempla para México un crecimiento de 2.3% para este año. La predicción es que será sostenible, porque para el 2019 se estima en 3%. Esta expansión iniciada el año pasado es producto de un conjunto de reformas acordadas hace 5 años.

Entre los sectores reforzados con esta iniciativa destacan, energía, finanzas y telecomunicaciones. Estos constituyen segmentos de mercado particularmente atractivos para la inversión. Destaca también de este gigante latinoamericano del norte, que 78% de las actividades aconómicas son de comercio y servicio.

Las bondades naturales, al igual que la riqueza cultural también benefician la industria turística del país, convirtiéndolo en el primer destino de turistas extranjeros en América Latina. Ese entorno resulta igual de favorable para la industria del entretenimiento. Este conjunto ofrece mucho interés para inversionistas locales y extranjeros. 

Otro factor que potencia la marca país México es la zona de libre comercio entre Canadá, Estados Unidos y México. Conocida como Tratado de Libre Comercio de América del Norte (en inglés NAFTA). Aunque este acuerdo data de 1994, su objetivo es facilitar la circulación de bienes y servicios entre fronteras. La participación en este tratado ha convertido en uno de los negocios más rentables en México la horticultura. La tendencia orgánica lo hace todavía más rentable y constituye un nicho de mercado en pleno crecimiento.

Entre los principales rubros que avalan la marca país México destacan el café orgánico (primer productor mundial). Miel orgánica (tercer productor en el mundo). Además de Maíz. Cacao. Aguacates. Semillas de ajonjolí (sésamo). Nopal. Granos de vainilla. Leche y productos lácteos.

También en la riqueza culinaria de esta nación, está la marca país México, que favorece mucho la industria de alimentos. Por su parte, la demanda turística favorece el crecimiento de infraestructura y la proliferación de restaurantes y bares. La oferta incluye desde los más modestos hasta los más lujosos.

En general, la marca país México ofrece un variadísmo abanico de posibilidades de negocios. Con una población de 127 millones y medio de habitantes es un mercado tentador. Naturalmente, la competitividad con estas dimensiones tiene su grado de dificultad. Las empresas mexicanas superan los 5 millones, y 95% de ellas clasifican como Pyme. Esto da cuentas de la pujanza productiva de esta nación.

Riesgos de la marca país México

Aunque la marca país no siempre es el resultado de una construcción planificada. Es efecto de la aplicación sistemática de políticas, no sólo económicas, sino también sociales y por lo tanto políticas. La marca País México se ve afectada por temas como el ejercicio del poder, su transparencia o falta de ella. Como consecuencia de lo anterior, influye el poder adquisitivo de la población y su acceso a mejores sistemas de salud. En el marco de la economía que requiere una fuerza laboral en condiciones de mayor productividad.

No en vano el FMI también advierte un riesgo relativo a la incertidumbre política, generalmente asociada a elecciones presidenciales. Pero también determinada por la conflictividad interna de una sociedad que demanda el fortalecimiento del sistema de justicia, por ejemplo.

Los imperativos sociales son determinantes del rumbo que toman las políticas de los gobiernos dentro de sus fronteras en todos los paises de mundo. Si bien en las sociedades de latino América se ha estado dando esta latencia como anuncio previo de cambios en el porvenir más o menos próximo de varias naciones, y probablemente México sea una de ellas. Hay que destacar también que aunque la corrupción es un problema, la solidez institucional es parte de la infraestructura que define la marca país México.

Otro factor a tomar en cuenta es el hecho de que la industria mexicana está basada mayoritariamente en maquilas de capital extranjero. Generalmente sin arraigo, asentadas simplemente por el interés financiero. Con el riesgo de que a las primeras de cambio que representen peligro para las ganancias esperadas busquen países con más beneficios. No en vano del volumen de transacciones que alcanza el NAFTA destaca el que las mayores ganancias comerciales se quedan en EE.UU.

Sin embargo, las condiciones de operatividad aprovechando la marca país México continúan siendo buenas hasta el momento. A pesar de la incertidunbre que genera la renegociación de términos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la magnitud de este gigantesco mercado asegura márgenes de ganancias para todos. Basta recordar que apenas en 2015 se registró por primera vez en la historia de México y EE.UU el mayor crecimiento de la economía mexicana.

En general, las economías de Amérca Latina continúan recuperándose, salvo contadas excepciones. El crecimiento en la región según el FMI alcanzará el 2% al cierre de este año. En ese contexto, la marca país México, se muestra fortalecida y en franco proceso de crecimiento. Sin negar que aún hay mucho trabajo por hacer para fortalecer su infraestructura productiva

3 respuestas a Revisión de la Marca País México