¿Cómo ser Parte del Free Market?

¿Cómo ser Parte del Free Market? EfiempresaFree Market es un concepto que puede prestarse a confusiones, debido a la ligereza con la que podría etiquetarse la palabra como mercado libre. Pareciera que es fácil por ser libre; sin embargo, es importante conocer mas allá, lo que puede significar dentro de la avasallante ola de emprendedores y nuevos negocios, que han decidido tomar la vía del Free Market para ofrecer productos, servicios o marcas.

Free Market definitivamente significa –libre mercado- y un mercado libre, es aquel donde los precios de los bienes y servicios se determinan por la interacción de los oferentes y demandantes, sin la intervención del gobierno o cualquier otro agente externo. En un mercado libre, no existe ninguna limitación con respecto al precio al que se puede ofertar, vender, ni tampoco determinar la cantidad mínima que tenga la empresa obligatoriamente que producir.

Las empresas o emprendedores/vendedores, son libres de ofrecer lo que quieran, y los consumidores también tienen amplia libertad de escoger a quien le comprarán. El precio, servicio, y otros elementos dentro del proceso de venta será el resultante de la intersección de la oferta y demanda. Pero no todo llega hasta ahí, existen características particulares, ventajas, desventajas y mucho desconocimiento ante este modelo donde existen pocas regulaciones por los agentes externos o entes gubernamentales.

¿Cómo entender el mundo del Free Market?

Si detallamos de cerca el proceso del Free Market o libre mercado, podríamos saber que justamente, la ausencia de estos procesos es lo que provoca que surjan monopolios; ya que, en un entorno de libre competencia, con pocas regulaciones estadales, sin concesiones especiales y una tasa impositiva de impuestos bien definida y razonablemente baja –en muchos casos para los emprendedores- es casi imposible el establecimiento de monopolios, ya que al existir una sobredemanda del producto que se ofrece, siempre surgirán nuevos productos que tratarán de satisfacerla, y de esta manera generar beneficios para el negocio.

Hay que recordar que dentro del mundo Free Market, el espectro de información y conocimiento de las competencias que tienen en relación al mismo servicio o producto, beneficia a quienes se asemejan o están en equilibrio en cuanto a los precios, pero es necesario entender que es mucho más fácil que cinco empresas lleguen a un acuerdo para auto-protegerse y fijar precios y cantidades de producción de acuerdo a sus intereses y en perjuicio del resto de la sociedad, a que lo hagan cincuenta empresas o personas.

Un punto importante es saber que entre más amplio sea el mercado, habrá mayor número de competidores, por ende, esto obligará al resto a desaparecer o a ofrecer mejores productos, de mejor calidad y a menor precio. Siendo esta característica, el objetivo principal de este modelo de economía, Free Market = mejor precio. 

Quizá no todos los negocios están preparados para introducirse en este modelo de mercado libre, de igual manera no todas las personas pueden según sus aptitudes y personalidad, manejarse en este tipo de mercados cambiantes, con menos normativas, pero con mucha competitividad.

Lo que debe saber antes de optar por el Free Market

1. No existe intervención del gobierno: En este punto las regulaciones no viene dadas por un ente gubernamental o estadal, sencillamente, una persona tiene un producto y quiere venderlo de acuerdo al margen de ganancia que dé en sus costos operativos, de ahí siempre dependerá el precio final, ya que muchas veces no se incurren en grandes costos de operaciones que quizá se genera en otro tipo de empresas con procesos diferentes al del Free Market.

2. Vendedor y comprador interactúan: En estos casos, la venta siempre es directa con quien vende algo conjuntamente con el interesado en la compra de algún producto. Cada uno conociendo lo que necesita vender y comprar daría paso a la interacción para satisfacer a ambos dentro del proceso. Este paso permite que se amplíe la confianza y hasta el manejo de mejores precios, así como agilmente puede comenzar el vendedor a estructurar un Marketing Data para el futuro, lo que será de mayor provecho para sus ventas.

3. Los oferentes tienen la última palabra: Siempre quien vende tiene la capacidad de saber hasta dónde ofertar, cuanta cantidad y con qué frecuencia, pues no existen tablas gráficas determinadas o algún stock manejado por sistemas o limitaciones de otros agentes que le delimitan el tipo de transacción. Existen casos en los que se hacen grandes ofertas al mayor o al detal, donde cada vendedor decide si hacerlo o no.

4. Los consumidores deciden: Una vez conocida la oferta por parte del vendedor, viene la decisión. Un ente ofrece y el otro acepta, esa es la dinámica, sencilla, donde se pueden elegir, considerando la información que tienen disponible y sus preferencias personales, qué, cuánto y a quién le comprarán.

Algunas ventajas y desventajas del Free Market

El Free Market o mercado libre, es el método más puntual al momento de asignar recursos cuando existe un mercado competitivo. El precio y la cantidad resultantes serán los apropiados para satisfacer las necesidades de los consumidores y los recursos se aprovecharán al máximo para tener más oportunidades dentro del mercado de ventas.

Una ventaja interesante es que dentro del Free Market, se evitan los costos que implica la intervención del gobierno que incluyen errores, corrupción, falta de información, inercia, desinterés, entre otros. Es importante saber que el Free Market, tiene en consideración cuestiones distributivas, por lo que pueden existir grandes desigualdades entre los ingresos de las personas y su calidad de vida. Además, el mercado libre puede fallar cuando no se dan las condiciones para que exista competencia en el mercado.

La innovación también genera competencia entre las empresas, ya que cada una debe mejorar las generaciones de productos anteriores, añadiendo más y mejores características a los productos existentes. Las economías de libre mercado permiten a los empresarios innovar en procesos, desarrollar nuevas ideas, generar nuevos productos y ofrecer más servicios.

El cliente determina el éxito o fracaso. Definitivamente hay que tener la mira apuntando al comportamiento de los clientes en relación al producto que se oferta, es menester destacar que esto será clave y dará pie a innovar, a generar cambios sencillos o drásticos en la oferta de los productos.

En una economía Free Market o de libre mercado, los clientes toman la decisión final sobre qué productos tienen éxito o fracasan. Cuando se les muestran dos productos que ofrecen los mismos beneficios o similares, los clientes escogen sus compras y toman la decisión. Es aquí donde el vendedor observará qué producto sobrevivirá.

El objetivo principal de cualquier empresa en una economía de libre mercado es obtener beneficios. Sin embargo, en el afán de tener mayor rendimiento y productividad, muchas veces las empresas sacrifican la seguridad de sus trabajadores, el manejo de normas ambientales o bien la calidad en el producto o servicio, y es aquí donde el comportamiento ético se pone en juego para lograr mayores ganancias.

Mercado en falla. Cuando una economía de libre mercado se descontrola, las consecuencias pueden ser graves. Muchos de los fracasos se han originado en aquellos negocios que buscan obtener beneficios a corto plazo sobre ganancias lentas e inconstantes, generalmente originadas por estar sostenidas sobre bases sin mucha solidez en cuanto a créditos o activos altamente apalancados, además de inversiones bajas con respecto a la infraestructura diseñada.

¿Cuándo falla el modelo de Free Market?

El Free Market o mercado libre resultará cuando exista un alto número de vendedores y compradores, de modo que ninguno de ellos puede afectar el precio del mercado. Además, no deben existir barreras significativas a la entrada o salida, de modo que se asegure la libre competencia. No obstante, el Free Market o mercado libre no será eficiente en las siguientes situaciones:

1. Cuando existan fallos de mercado: como por ejemplo asimetrías de información, externalidades, ganancias lentas y constantes.
2. Donde no se den las condiciones para la libre entrada y salida de firmas: por ejemplo cuando se requiere de una alta inversión para poder entrar al mercado, la existencia de fuertes economías de escala, etc.
3. En los mercados en donde existan acuerdos o prácticas anticompetitivas.

Abrir la mente y apostar por el Free Market que no es otra cosa más que la suma de millones de decisiones que diariamente se toman como individuos en un entorno de libertad y responsabilidad.