Cómo Aprovechar las Ventajas del Webinar para Tener más Rentabilidad

 

Lo que se llamaba seminario en otras épocas, ha cambiado. Ahora la mezcla de lo online con el seminario se llama webinar. Es que la tecnología trae aparejados los cambios. Webinar, es un término que quizá algunos apenas leen y sólo en relación con una web. Sin embargo no están muy alejados de lo que puede ser.

Un webinar es un software que se utiliza para realizar conferencias online. En otras palabras, es lo que necesitas para hacer tu propia ponencia en línea a 5, 10, 50, 100 o 1.000 personas a la vez…y hasta más.

Lo cómodo de estos seminarios online, es que se pueden hacer desde la casa, oficina y hasta en un parque. Cualquier sitio donde haya conexión a internet. Lo necesario es una pc, laptop o equipo que transmita a través de internet con programas especiales para webinar.

Éste seminario se transmite en formato de vídeo y en tiempo real. También suelen almacenarse en la nube para permitir a los usuarios varias visualizaciones.

Como en cualquier curso presencial, en los webinars hay un ponente que se dirige a una audiencia para transmitir determinados conocimientos. La única diferencia es que, en este caso, ambas partes se encuentran en línea, conectadas mediante una plataforma online. Los asistentes visualizan la pantalla o webcam del conferenciante. También tienen la opción de interactuar entre ellos y participar con preguntas, vía voz o chat. Esto se define previamente por el orador.

¿Cómo funciona un webinar?

Generalmente, el funcionamiento es el siguiente. La persona o empresa organizadora crea una landing page que contiene información del webinar. Así como la fecha y hora, y un formulario para la inscripción de usuarios. Cuando un usuario se inscribe, recibe un enlace a la web o aplicación desde la que se transmitirá el webinar. Finalmente, durante el día y hora del evento, el usuario tendrá que acceder a este enlace para ver el webinar y participar en él.

Con la opción webinar, adios al alquiler de sala de eventos, logística y movilizar a gente de diferentes ciudades y países. Ahora, para que el público meta se entere, es necesario otro proceso.  Si se desea hacer una conferencia de X tema en particular, en vez de presentarlo en un artículo, se hace lo siguiente:

  1. Crear una presentación online: Con simples láminas digitales se crea la presentación hablando del tema. Lo importante es tener material que mantenga al púbico interesado, entre 30 y 45 minutos.
  2. Promocionar el webinar: Esto debe hacerse con la lista de correo y el blog. Se hace una promoción de este evento gratuito a todos los contactos. No se vende nada, sino que se  ofrece acceso al webinar que aportara algún tema de interés. (a veces se hace para difundir mejor imagen, dar aportes y ganar seguidores, esto debe definirse en la estrategia de marketing)
  3. Capturar seguidores: Si es el caso, se puede presentar el curso, promoción, o lo que desee. Sino sencillamente se anuncia en las redes, se promociona en la web o blog. Cuando ya se ha enganchado a la audiencia al tema, se presenta el curso para quienes quieren profundizar. Aquí se puede aprovechar alguna oferta exclusiva para asistentes, una oferta de 24h, un cupón de uso inmediato en la próxima hora. Cualquier estrategia es válida para tener el momento justo con la audiencia.
  4. Repites el proceso con afiliados: para seguir aumentando las ventas – de ser el caso -sigue este proceso consiguiendo afiliados y repitiendo este webinar ante sus audiencias. Esto lo puede hacer un blogger o una empresa sin problemas. La diferencia está en vender 50 unidades de un curso o vender 500, por ejemplo.

¿Cuáles son las ventajas de un webinar?

Está claro que los webinars pueden ayudar a vender, pero… ¿cuáles son las ventajas?

  1. Contacto directo con la audiencia: El hecho de que ahí estén los seguidores, público o clientes en el webinar, da interacción al 100%. La audiencia puede hacer preguntas, se pueden responder e incluso pueden hablar por chat. La diferencia clave en esto es que del mismo tema se puede hablar a través de artículos, vídeos pre-grabados y emails, pero no hay un contacto 100% directo.
  2. Alcance Ilimitado: Los webinars permiten pasar de intentar vender uno a uno o hablar uno a uno a contactar 1 a N. Ese N puede ser un 10, un 50, un 100 o un 1.000.
  3. Valor añadido: La audiencia valorará este webinar mucho más que un post o vídeo corriente. Porque se da la oportunidad de interactuar. de esta forma se verán en directo y conocerán lo que se ofrece. Por eso siempre es positivo dar aportes, ayudar a través de una temática, o dar soluciones en algún ámbito. Esto lo valorara mucho la audiencia.
  4. 0 dificultades: Si se organiza un evento presencial se tardan semanas y tendría un costo que probablemente no se puede asumir. Además de que hay que cobrar entradas en puerta. Un webinar puede no tener costos operativos y generar las mismas ventas que ese evento desde la oficina.
  5. Multiplicador de suscriptores: Un webinar presentado a otras audiencias puede conseguir que tu lista de suscriptores se mutiplique por 2, 3 o 5 en muy poco tiempo. Haz unos cuantos al comienzo de tu blog o empresa y verás el potencial que tienen.
  6. Mutiplicador de ingresos: Los webinars son el soporte perfecto para conseguir ventas rápidas y efectivas.
  7. Bajos costos en programas: Para hacer webinar, se usan varios tipos se software, algunos son gratis, pero otros hay que pagarlos. La opción más profesional es contratar alguna de las herramientas que existen en el mercado. Pero todo depende del fin que se persigue con el webinar.

Desventajas a tener en cuenta:

  • Una de las desventajas de estos seminarios es que el instructor como sólo es imagen y voz  no puede medir el nivel de entendimiento entre sus participantes. No se pueden ver sus expresiones, y los participantes pueden perder algo de entusiasmo al no tener ese contacto visual.

  • La comunicación en el seminario está normalmente muy estructurada. El instructor puede responder a las preguntas a su debido momento. Pero los participantes no son capaces de hablar entre sí para intercambiar ideas o compartir pensamientos. Hay un nivel de sinergia que se puede encontrar dentro de un grupo que está interactuando en un seminario. En un webinar no existe, pues todos están  online.

  • Cuando existe un alto tráfico de personas conectadas al webinar – y no existen muchas normativas claras– todos escriben, saludan y preguntan  en los cuadros de chats. En estos casos, al orador no le dará tiempo de responderlas todas. El uso del chat debe ser limitado en tiempo para poder responder e interactuar como debe ser.

Las mejores herramientas para hacer un webinar

Existen muchas opciones, pagas o gratuitas. Siempre dependerá de lo que se desea y dónde se quiera llegar.

1.GoToWebinar

Es una de las mejores referencias para iniciar un webinar. Está muy bien integrada con WordPress, es multilingüe, 100% fiable. El nivel de fallas es bajo en relación a caídas o problemas de última hora. Puede ser costosa para emprendedores que quizá inician sus estrategias. Hay que saber usarla y rentabilizarla con 5-10 webinars en diferentes audiencias, para que el beneficio sea superior.

2.Google Hangout on Air

Siempre hay opciones gratis, y existe Google para solventar y lograr montar un webinar gratis. Con Hangout on Air que es el Top 1 en cuanto a programas gratuitos para hacerlo. Con este software puede retransmitir en directo desde YouTube, integrar el webinar en WordPress, mostrar ofertas, chatear en vivo y hasta integrarlo con autoresponders o listas de correo.

No es igual de amigable que GoToWebinar. Muchas veces configurarlo da algunos problemas y la conexión puede fallar. Además si hay mala conexión  o bien si a Google le da por fallar. Hay que recordar que es gratuito  -quizá el más usado por emprendedores –  pero es mejor que nada.

8 consejos para triunfar con un webinar 

  1. No vendas cualquier cosa: No venda durante todo el seminario on line, no debe repetir mensajes comerciales o bombardear al público. Lo que debe hacer, es ofrecer una buena dosis de contenidos valiosos y, después, presentar un programa más avanzado sobre el mismo tema.
  2. Ofrecer más valorEduque y comparta contenidos excepcionales. Incluso de más y presente pequeñas píldoras de ese curso o producto que intentarás vender al final. Por ejemplo, si el curso tiene 5 modulos, en el webinar se podría ir presentando por encima, elementos de algunos de ellos.
  3. Conecta con tu público: Contar historias, problemas, cómo se  han resuelto y el resultado (curso o producto) de todo. Recordemos que esta en una “cita a ciegas” con cientos de posibles compradores, ¡la conexión vende!
  4. Introduce casos de éxito: No sólo es teoría y palabras. Es importante presentar casos de éxito de personas que han utilizado lo que se dice en el webinar y que han triunfado gracias a  ello. Dar ejemplos claros, de experiencias.
  5. Cuenta historiasEs recomendable comenzar con una historia. Pero no la termine hasta el final del propio webinar. Dejar a los asistentes en vilo y con ganas de conocer el final de lo que se contará, es una clave interesante.
  6. Interactuar: Hay que mantener activa a la audiencia. Jamás se debe dejar dormir a los asistentes. Hacer propuestas, irrumpir el webinar con preguntas, ofrecer comunicación, mantendrán activa a la audiencia.
  7. Presentar la oferta: Cuando toque “vender”, se debe presentar la oferta con tranquilidad y sin prisas. Se añaden todos los detalles, sin prisa pues hay que tener en cuenta que tras presentar tanto contenido gratuito, usted “se ha ganado” hacer eso.
  8. Preparación: Por más que parezca improvisado, no lo es. Prepara tu webinar con un guión, presentaciones y prácticas previas. No se logra conseguir nada, si no hay estructura.

En conclusión, el webinar depende de lo que se quiera obtener. Existen marcas, productos, servicios que tienen como estrategia de marketing y ventas la creación de seminarios online. Estos además tienen objetivos muy claros. Por eso, ir de la mano con profesionales en todos los procesos, es necesario. Adelante, ¿Qué espera para iniciar un webinar que le deje audiencia fiel y ¿por qué no? algunas ventas.