Voluntariado Corporativo y las Nuevas Oportunidad Empresariales

Voluntariado Corporativo y las Nuevas Oportunidad Empresariales

Como su nombre lo indica, voluntariado corporativo quiere decir una acción voluntaria, en este caso, del talento de una organización. Aún cuando estas acciones son promovidas por la empresa. La finalidad es crear movimientos internos que motiven a invertir tiempo e ingenio en favor de las comunidades cercanas y organizaciones sociales.

El voluntariado corporativo son actividades sin fines de lucro. Se manejan con acciones en variados escenarios. Pueden ser por el ambiente, la cultura, deportivas, talleres de cocina, carpintería y bisutería. También labores de formación, o de acompañamiento a personas con discapacidad, tareas de sensibilización o de apoyo ante desastres naturales. Estas son sólo ejemplos de lo mucho que se puede  encontrar dentro del voluntariado corporativo

Muchas  empresas ponen en marcha estrategias de voluntariado corporativo como un pilar más de su organización. También son muchos integrantes de la llamada generación millenial que se fijan en este aspecto como condicionante para integrarse a una estructura empresarial. Estos jóvenes buscan entornos de trabajo que les permitan conciliar la vida profesional con los valores y compromisos adquiridos con el entorno que les rodea.

Son muchos los beneficiarios y beneficios del voluntariado corporativo. La empresa, los voluntarios, la sociedad y las Organizaciones No Lucrativas (ONL). 

Beneficios para la empresa:

  • Como parte de la estrategia de RS (responsabilidad social), el voluntariado corporativo le da visibilidad, potencia y contenido.
  •  El voluntariado corporativo familiariza a los empleados con la RS de su compañía.
  • Mejora la imagen y reputación de la empresa de cara a sus principales grupos de interés.
  • Aporta mayor unión en las relaciones empresa-empleados.
  • Mejora el clima laboral y compromiso por parte de los empleados.
  • Potencia el desarrollo de habilidades y capacidades de la persona como por ejemplo: trabajo en equipo, liderazgo, creatividad, etc.
  • Se potencian las relaciones entre la empresa y la comunidad a la que pertenece.

Beneficio para el voluntario / empleados:

  • Algunos de los beneficios del voluntariado corporativo en la empresa pueden extrapolarse en este epígrafe: mejora de habilidades y competencias y mejora del clima laboral, como consecuencia de un fortalecimiento en las relaciones entre la empresa y sus empleados.
  • El voluntariado fomenta el respeto y la solidaridad de las personas que participan en este tipo de iniciativas.
  • Incentiva la confluencia entre intereses personales y corporativos.
  • Fomenta el interés por el voluntariado corporativo en el medio y largo plazo.

Organizaciones no lucrativas (ONL):

  • Mejora su imagen y le proporciona visibilidad.
  • A mayor visibilidad, la base de voluntarios puede crecer y por lo tanto se incrementa el impacto social de este tipo de organizaciones.

Sociedad:

  • Toda acción de voluntariado corporativo tiene como resultado un beneficio o retorno sobre el grupo de población y sector de la sociedad en el que impacta.
  • La empresa y los voluntarios adquieren una mayor sensibilización en torno a las necesidades de la sociedad.

En general, las organizaciones buscan una oportunidad para aplicar su estrategia de Responsabilidad social y siempre habrá una comunidad u organización que tenga necesidad de apoyo. Es allí donde se genera la dupla necesaria para avanzar con el voluntariado corporativo. Se pueden desarrollar diferentes tipos de voluntariado, siempre de la mano del talento que tengan los empleados:

  1. Voluntariado Comunitario

En este caso se promueve la participación en movimientos cívicos y colectivos. Se busca ocupar el tiempo en ocio. A través de acciones de participación en diferentes ámbitos: educativas, de recuperación y mantenimiento de identidad cultural, movimientos de comunidades en pro del desarrollo de sus habitantes, consumo responsable de recursos, entre otros. Estos movimientos generan cambios que se traducen en grandes aportes a la misma comunidad.

  1. Voluntariado en exclusión social

Este tipo de acciones, traen beneficios incuso para las familias. Aquí  se maneja la difusión para fomentar el acceso a la información sobre derechos y leyes que protegen de riesgos  de exclusión. Para casos de niños, inmigrantes, adultos mayores, jóvenes, mujeres, reclusos/as, minorías étnicas, etc. La idea es ayudar y promover la reinserción de estos grupos.

  1. Voluntariado en cooperación para el desarrollo

Su finalidad es fomentar y promocionar programas de educación, medio ambiente, lucha contra la pobreza, derechos humanos y sanitarios. Con esto se contribuye a la corresponsabilidad de un único mundo para todos.

  1. Voluntariado y discapacidad

Activa la prevención, tratamiento y rehabilitación de aquellos que necesiten insertarse en el mundo productivo. Se promueve la erradicación de discriminaciones y se favorece la inclusión en la sociedad de personas con discapacidad.

  1. Voluntariado ambiental

En este tipo de voluntariado corporativo, se elaboran alternativas concretas y viables en favor de la sostenibilidad ambiental. El trabajo y acción viene de las campañas de sensibilización para mejorar la relación con el entorno natural. Evitar malas actuaciones que dañan el ambiente.  En estos casos la estrategia es difundir información ecológica y promover conductas como el reuso, el reciclaje y la sustentabilidad.

  1. Voluntariado en protección civil

En esta modalidad se da respuesta a situaciones de emergencia, apoyando y realizando labores de ayuda inmediata. También contempla la preparación de la ciudadanía para accionar de la mejor manera en situaciones de emergencia. Por ejemplo se planifican y realizan simulacros y evacuaciones, entre otros.

  1. Enfermedades y apoyo socio-sanitario

Existen casos en los cuales las personas enfermas son excluidas del entorno social. Es a través de estrategias de acciones dentro de la comunidad que se darán aportes para evitar la recurrencia de este tipo de casos.

Así se logra apoyar a las personas afectadas por enfermedades graves y patologías severas. Son éstas, enfermedades crónicas como sida y VIH. Pero también contempla la donación y trasplantes de órganos, tabaquismo, alcoholismo, asistencia domiciliaria, ludopatías, entre otros.

  1. Voluntariado en derechos humanos

En este caso se da apoyo y promoción a campañas en defensa de los derechos de las personas. En muchos casos estos derechos son deconocidos. Por ello se promueve el empoderamiento de las comunidades y organizaciones ciudadanas. De esta forma podrán ser más activos dentro de la sociedad. Claro está, bajo el conocimiento de sus derechos y deberes.

Beneficios de los programas de voluntariado corporativo para el desarrollo

  1. Integración de los empleados en la acción social de la empresa: La puesta en marcha de un programa de voluntariado implica mucho. La empresa debe disponer  de un plan de acción social para luchar contra la pobreza o para ayudar a colectivos en riesgo.

​​​Esta estrategia de acción social no siempre es conocida por los empleados. Aunque suele estar en línea con los valores empresariales. Frecuentemente está un poco al margen de las actividades económicas diarias de la empresa.

El voluntariado corporativo ayudará a que los empleados se sientan más integrados en la estrategia de acción de la empresa. De esta manera podrá apropiarse de la misma para lograr una mayor repercusión.

  1. Mejora del clima organizacional y fomenta valores corporativos y humanos: Aquí están tanto voluntarios, como ONG colaboradoras y dirección de la empresa. Esto contribuye a mejorar y a generar nuevas herramientas que fomenten un mejor clima organizacional. También los valores corporativos, el sentido de pertenencia a una empresa y los valores humanos  se verán reforzados tras la acción. 
  2. Desarrollo de habilidades y competencias: La acción social que se lleve a cabo reforzará y desarrollará nuevas habilidades sociales y competencias para los voluntarios.  En este caso se verán obligados a trabajar en contextos nuevos, con otras herramientas y con otras personas.
  3. Diferenciación y mejora de la imagen corporativa: La empresa como tal también saldrá muy reforzada. Gracias a los programas de voluntariado corporativo, el sector empresarial la reconocerá como una empresa que colabora en las reivindicaciones sociales y el desarrollo.
  4. Posicionamiento en el ámbito de la RSE contribuyendo al desarrollo y a la innovación social: Las empresas que cuentan con programas de RSE suelen ser empresas muy grandes y con una larga trayectoria reconocida mundialmente. Una buena razón para desarrollar programas de innovación social es la de posicionarse junto a estas empresas y que su labor sea reconocida.
  5. Posibilidad de conocer nuevos mercados y contextos en los que actuar: Por último, no cabe duda de que realizar un voluntariado corporativo para el desarrollo permite conocer otras realidades.  Por lo que se supone una buena oportunidad para la empresa para poder profundizar sobre las necesidades de estos nuevos mercados y buscar nuevos nichos donde realizar su labor empresarial.

En definitiva, poner en marcha un Programa de voluntariado corporativo para el Desarrollo supone incontables beneficios para todos los implicados en el proyecto, sobre todo para la empresa implicada y sus empleados.

Además en estos tiempos en los que las nuevas generaciones tienen esa búsqueda personal de dejar aportes a la sociedad. Esta opción es un excelente momento de aprovechar el tiempo y talento que puedan tener los empleados. Cabe acotar que en este tipo de voluntariado corporativo, muchas personas pueden conseguir verdaderos talentos.