Efiempresa. Si usted es visionario, creativo, se adapta a los cambios y ve oportunidades donde otros no las encuentran, tiene las características de un Emprendedor.  Poseer la  disposición y el impulso para formar su propia empresa, necesita de conocimientos sobre una herramienta fundamental para materializar su idea de emprendimiento: El Plan de Negocios para emprendedores. Esta es una herramienta metodológica que reune la información necesaria para poner en marcha una empresa que sea rentable. Es un manual para dirigir su compañía con visión de futuro.

En líneas generales, esta estrategia de negocios debe estar estructurada para obtener la información necesaria, fidedigna, relevante y pertinente a la nueva organización que se desea crear. Al iniciar el plan se analizan los datos recabados y se presentan propuestas para disminuir los riesgos en el negocio a emprender. Allí se establecen los objetivos de la organización, la capacidad para asumir riesgos y una estructura financiera que permita convencer a entes externos sobre la viabilidad del proyecto.

Los emprendedores deben desarrollar todas las posibles ideas sobre su naciente negocio, de manera ordenada y entendible para quienes, se encargarán de evaluar la solicitud de crédito para su empresa. Como visionario, debe reflexionar sobre qué tipo de emprendimiento desea impulsar para adaptar su plan de negocios. Actualmente,  existen varios tipos de emprendimiento con la intención de categorizar las empresas con respecto a su objetivo económico entre las que se mencionan:

 De acuerdo a la actividad: de base abierta, cultural y creativa, tecnológica, dinámicos, start-ups.

Conforme al objetivo: de base social, inclusivos

Según el origen: Los sping-offs, son tipos de empresas que surgen de la reestructuración o segmentación establecidas en los procesos de otras compañías.

Cabe destacar que, cuando se realiza un proyecto de inversión se debe desarrollar El Plan de Negocios por etapas, cada fase tiene que estar bien soportada y documentada para darle fortaleza al proyecto, por esta razón se presentan las fases del plan de negocios:

Programa de Marketing

La etapa concerniente al  Marketing es fundamental pues, en la misma debe justificar cómo se comercializará el producto o servicio y si el negocio es factible. Cuando comience su programa de Marketing reflexione sobre ¿quiénes serán sus clientes?, ¿qué necesidades tienen?, ¿cuánto pueden pagar los futuros compradores por el producto o servicio?. Al tener respuestas a estas interrogantes puede determinar por medio de una investigación la demanda que tendrá el producto o servicio a futuro, la competitividad dentro de la  industria, qué cantidad se venderá anualmente y estimar los precios de ventas a futuro con un análisis de costos.

Al realizar el Programa de Marketing tome en consideración si el bien o servicio a ofrecer puede compararse con la competencia, en precio y calidad, así  como la ubicación del negocio, distancia a recorrer para ubicar la materia prima, proximidad a los canales de distribución, medios disponibles de transporte, mano de obra eficiente y calificada, empresas de la competencia, existencia de infraestructuras como vías, electricidad, puertos, aeropuertos, servicios de telecomunicaciones, áreas geográficas que cubrirá el proyecto, qué porcentaje del negocio puede captarse y formas de promocionar el producto.

Análisis Técnico

En esta fase se determina si es posible fabricar el producto o prestar un servicio, con excelencia, eficiencia, calidad, cantidades solicitadas y costos que garanticen resultados satisfactorios.

En el Análisis Técnico debe identificarse la tecnología a utilizar, capacidad de la maquinaria y vida útil, mantenimiento del local y los repuestos de los equipos, ¿donde se obtendrá la maquinaria?, ¿Cuál es el costo de los equipos y cuándo se comienzan a pagar?, mano de obra directa o indirecta y su costo, precio de materia prima, procesos productivos, proveedores, gastos administrativos, entre otros.

Es preciso señalar que, sobre la proyección realizada de las ventas se obtendrá la información para determinar la capacidad productiva del negocio. El proceso productivo debe ser lo más específico posible porque permite detallar la necesidad de los equipos y recursos a utilizar.

Plan Organizacional y de Gestión

Esta parte del proyecto es donde se definen las características del equipo emprendedor y del recurso humano de la empresa. Debe especificar cómo será la estructura organizacional, perfiles de los cargos, los mecanismos de acompañamiento y control, las políticas de administración financiera, qué figura legal tendrá la compañía y todos los aspectos legales que establece cada país para operar de acuerdo a la actividad económica elegida.

Análisis Económico y Financiero

Es la etapa final del Plan de Negocios y en ella se unifican las fases anteriores, para determinar qué inversión inicial se necesita y el costo operativo mensual. También, se evalúan los indicadores financieros que exigen las entidades crediticias para otorgar préstamos. La información financiera que compone este análisis es: capital total requerido, el aporte en capital social del emprendedor, estado de ganancias y pérdidas, estado de flujo de caja proyectado, balance general, establecer el punto de equilibrio con las ventas, costos variables y costos fijos y determinar el retorno de la inversión.

Como emprendedor al finalizar el plan de negocios, es necesario tener respuestas a las siguientes interrogantes:

Es necesario para el emprendedor, determinar si la ganancia que espera obtener es suficiente sobre todos los riesgos que está asumiendo la nueva organización. Emprender no es tarea fácil por eso esta actividad es considerada fundamental para crear modelos de desarrollo sustentable y sostenible, reducir la pobreza y revitalizar el entorno.

En este enlace  puede descargar un modelo sencillo realizado en Excel para apreciar mejor la estructura de un proyecto empresarial Plan de Negocio en Excel.

Para finalizar, hay que destacar que emprender, en la actualidad permite a los nuevos empresarios disponer de innovadoras tecnologías para el negocio, oportunidades crediticias, mercados emergentes, posibilidad de proyectar la empresa  a nivel internacional por la existencia de legislación que favorece el emprendimiento en diversos países.