Impacto de las Nuevas Tecnologías en el Empleo

Impacto de las Nuevas Tecnologías en el Empleo.EfiempresaLas nuevas tecnologías en el empleo impactan de manera significativa  la actividad laboral, que es la práctica remunerativa que ejerce todo ser humano para contribuir con el desarrollo de la sociedad, enriqueciendo al mismo tiempo, sus habilidades y conocimientos, para lograr el fin último, que es conseguir el bienestar físico y emocional de toda persona. 

Las innovaciones y mejoras implementadas principalmente para automatizar la mayoría de las actividades laborales, son algunos de los avances que surgen en este entorno,  marcando una nueva era de sistematización. Antiguamente el hombre tenía sólo la capacidad de intervenir manualmente en los trabajos remunerativos, ahora las nuevas tecnologías en el empleo, impactan  la productividad y la operatividad empresarial, aunque se conozca que esta intervención tecnológica genere ventajas y desventajas.

Las nuevas tecnologías en el empleo han cambiado de forma radical todo proceso laboral, estableciendo nuevos desafíos tanto a nivel organizacional como profesional y personal. La influencia de las nuevas tecnologías en el empleo determinan cambios en las sociedades empresariales, optimizando sus procesos y haciéndolos más eficientes. Sin embargo, la gran pregunta es ¿Qué tan ventajoso o no, ha sido su aplicación hasta la presente fecha? A continuación algunas consideraciones sobre este impacto:

Ventajas de las nuevas tecnologías en el empleo

  • Optimización de los procesos

Las nuevas tecnologías en el empleo mejoran las condiciones de trabajo, optimizando los aspectos de comunicación y seguridad a través de diversas vías que se utilizan como el marketing data, por ejemplo, que administra bases de datos de uso confidencial, con el fin de hacer el proceso más eficiente.

  • Adaptabilidad a los cambios del entorno

Las nuevas tecnologías en el empleo permiten a organizaciones y empresas adaptarse a los distintos cambios que se generan en el entorno, incorporando las trasformaciones que le ayudarán a ser más eficientes en la gestión.

  • Posibilidades de Progresos

Gracias a la aplicación de nuevos procesos tecnológicos los muros se están derribando, las distancias se acortan, las ventanas del progreso se abren, dando paso a nuevas oportunidades, que facilitan a las PyME, por ejemplo, tener mayor competitividad en el mercado.

  • Aumento de ofertas laborales

Aunque algunos puedan considerar que las nuevas tecnologías en el empleo minimizan la utilización de la mano de obra. En muchos casos, se conoce que éstas, al contrario, aumentan las ofertas laborales, tomando en cuenta la posibilidad de incluir talentos humanos con limitaciones físicas o simplemente que estén a mucha distancia geográfica.

  • Calidad y eficiencia

El alto nivel competitivo del mercado laboral marcará la pauta para lograr la eficiencia en los procesos productivos y operativos. Las empresas, verán que las nuevas tecnologías en el empleo, tienen el punto focal, para alcanzar los niveles de calidad deseados, ya que ofrecen información en tiempo real, lo que moderniza los procesos, automatiza los generadores de indicadores y permite evaluar y mejorar los mecanismos, en cuanto sea necesario.

  • Desarrollo de nuevos procesos

Las nuevas tecnologías en el empleo y las nuevas formas de profesionalización logran una línea de cambios y adecuaciones, como nuevas ramas de procesos de pensamiento comercial. La inteligencia artificial, los medios sociales y el comercio electrónico, sólo son algunos que requerirán de especialistas para su aplicación y utilización, pero su practicidad no limita el aprendizaje continuo de los individuos en estas ramas, que aún están en pleno desarrollo y crecimiento.

Desventajas del impacto de las nuevas tecnologías en el empleo

  • La adicción

La utilización de las nuevas tecnologías en el empleo, trae como consecuencia la dependencia a estas herramientas, que con el paso del tiempo puede limitar la participación directa del factor humano en la toma de decisiones y en el desarrollo del pensamiento crítico, impidiendo que las actividades laborales se desenvuelvan adecudamente.

  • Los costos que se generan

Para implementar nuevas tecnologías en el empleo es importante evaluar la inversión necesaria y los costos que se requerirán para el mantenimiento. Por ende, primero es necesario considerar las necesidades de la empresa y sus posibilidades económicas para invertir y decidir, cuáles tecnologías son o no más favorables para su implementación, garantizando así la rentabilidad en la organización.

El Elemento fundamental para lograr un impacto significativo de las nuevas tecnologías en el empleo es contar con el talento humano capacitado que marcará la diferencia y determinará el éxito de los servicios que preste la organización.

Estos nuevos conceptos exigen diferentes perfiles con conocimientos, y competencias específicas. Sin embargo, a groso modo, se puede considerar que es imprescindible que estén actualizados, que sean flexibles y eficientes. Transformadores y generadores de cambios, capaces de realizar aportes apoyados en las nuevas tecnologías a fin de lograr las metas comunes e individuales.

El teletrabajo y el comercio electrónico, son baluarte de estas nuevas tendencias que profundizan cada vez más las transiciones en los mercados laborales y demuestran claramente el impacto de las nuevas tecnologías en el empleo. Sus grandes aportes propician una relación ganar-ganar. Por un lado el empleador reduce los costos operativos y de producción, y por el otro, el empleado labora en condiciones, generalmente más favorables, estableciendo un equilibrio con sus actividades personales.

El crecimiento exponencial de estas nuevas tecnologías en el empleo, definen un precedente a nivel mundial siendo bien recibidas por unos, y no tanto, por otros, pero observadas continuamente y con detenimiento, por los sistemas tradicionales, esperando lograr fusionar los aspectos más importante de ambos métodos.

El fin último de las organizaciones es ser competitivas en el mercado, tratando de ser cada vez más productivas y eficientes en sus gestiones, incluidas las laborales. ¿Cómo no lograrlo con el apoyo de las nuevas tecnologías? Importante es incluirlas y hacerlas parte del todo, tomando en cuenta sus ventajas y desventajas.

No obstante, gran responsabilidad tendrá el talento humano que establece las estrategias para obtener el mejor aprovechamiento de las nuevas tecnologías en el empleo, generando retos y transformaciones.

Los empleos innovadores y atractivos no deben dejar de asumir nuevos retos, abandonar el miedo, adaptarse al cambio. Dejarse seducir por los procesos y por el impacto de las nuevas tecnologías en el empleo, pero tomando en cuenta que son herramientas de trabajo utilizadas para un propósito, y no éstas, las que utilicen al usuario. Lo fundamental es estipular la forma cómo serán aplicadas, cómo son aceptadas, para qué y a quiénes son dirigidas.

La invitación es a convertirse en un observador de las aplicaciones y del impacto que estas tienen en el empleo, seguir con detenimiento y nutrirse de éstas, sin dejar de mantener la esencia de todo ser humano. No competir con ellas sino convertirlas en las mejores aliadas, obteniendo los beneficios que permitirán asumir los desafíos que imponen las nuevas tecnologías.