Copyright: Proteger la originalidad en tiempos globales

CopyRight: Proteger la originalidad en tiempos globales. EfiempresaTener un Copyright o derecho de autor puede parecer un enredo. En el mundo del emprendimiento e innovaciones, tener un copyright sobre una creación siempre será un paso adelante de la competencia.

Toda creación, obra intelectual y trabajos creativos se debe proteger a través del copyright. No sólo eso se protege, sino que se protege la autoría de un cuento hasta una canción o película cinematográfica. Entonces es de imaginar lo delicado que puede ser no estar protegiendo esa obra original, que está en riesgo de ser plagiada.

Una cosa es inventar el nombre de una marca o empresa y, otra ser el creador del nombre o logo. Pero sólo por eso, no va a estar protegido de copias. Se debe registrar la marca.

El copyright significa que todos los derechos están reservados para aquel que sea el poseedor de los derechos patrimoniales. Básicamente impiden que las obras sean reproducidas, transformadas o publicadas por terceros sin obtener previamente permiso expreso y por escrito de los poseedores del copyright.

El copyright otorga los derechos exclusivos al autor o creador de la obra. Los más conocidos son el derecho de exhibición pública, la producción de las copias, ventas, modificaciones, etc. Por el mismo motivo, el creador puede decidir quién utiliza su obra y las condiciones para hacerlo.

Tipos de licencia de derechos de autor:

  1. El “derecho de copia” o copyright: Es la forma de proteger principalmente los derechos patrimoniales de una obra. Tiene como objetivo minimizar o evitar la reproducción, distribución o adaptación derivada de la creación original. El símbolo internacional con que se identifica su registro y alcances es ©.
  2. Creative Commons: Significa “Bienes creativos comunes”, y es una ONG creada en Estados Unidos. Su objetivo es permitir que los creadores expresen su intención de permitir copias, distribuciones o incluso adaptaciones de sus obras.  Surgió el registro Creative Commons (CC) como una alternativa al ©.  Este tipo de registro habilita distintas licencias de acuerdo al grado de permisos que el autor quiera conceder. Este tipo de registro es flexible.
  3. Dominio Público (CC0). Las obras que están en el dominio público pueden ser utilizadas modificadas o adaptadas libremente.

ventajas de usar Copyright

1.- Se logra mayor control sobre dónde y en qué términos se usan las obras. Esto favorece que se puedan controlar las condiciones y ámbito de uso, así como las ganancias económicas.

2.- Se simplifica la detección y denuncia de plagio de las obras, ya que si no existe permiso expreso, se está cometiendo un ilícito. A partir de ahí ya sólo queda acreditar la autoría.

3.- Son sencillas de integrar en el conjunto de otras obras con igual nivel de protección. Hasta hace poco eran las únicas licencias que se usaban y toda la legislación es de dominio y comprensión.

4.- Son aceptadas por la sociedad. La mayor parte de las personas comprenden y usan las licencias de copyright, y en mayor o menor medida entienden las limitaciones – aunque con matices-  para su uso y disfrute. Esto facilita hacer entender, en caso de disputa o confusión, los límites que existen para su reproducción, copia, venta, etc.

¿Y las desventajas?

1.- Los sistemas para pedir permiso para el uso de obras suelen ser lentos y tediosos e incluso totalmente ineficaces. En la era de Internet estos plazos se hacen a menudo intolerables. Por eso en ocasiones se evita este trámite haciendo que los trabajos se usen sin pedir permiso y sin dar crédito alguno.

2.- Es difícil que se creen obras derivadas basadas en la obra original. De alguna manera se frena que se puedan crear nuevas obras a partir de aquellas con copyright por temor a ser considerados plagios y necesitar permisos expresos.

3.- Menor nivel de difusión. Al limitarse el derecho a volver a reproducir las obras, es más complicado que dichas obras se multipliquen por Internet. Cuando se tiene gran cantidad de contenidos, así se impide que se copien digitalmente. De esta forma estas obras con copyright quedan en desventaja ante otras que sí permiten copia y que serán aquellas en los que la gente enfoque su atención.

¿Si aparece en el buscador, se puede usar?

No todo lo que muestra un buscador es de dominio público. Tampoco se debe creer que está libre de derechos y puede usarse a criterio propio para lo que se requiera.

Hay profesiones más afectadas que otras por este pensamiento que circula por la red, asociado al de “todo lo que hay en la red tiene que ser gratis”. Esto,  desde hace mucho ha dañado a  las nuevas marcas y proyectos que surgen cada día con la intención de crecer y encontrar su nichgo de participación online.

Hoy día, existen profesionales que deben usar el derecho de autor, unos más que otros. Definitivamente en la internet, se puede observar como a diario se descargan imágenes, videos, se cuelga en las redes muchísima información compartida, original y otras veces copiadas, es por esto, que se hace necesario el copyright.

Hay profesionales que buscan obtener beneficios económicos directos de las obras y controlar quiénes y en qué términos las reproducen.

El alto tráfico en el uso de los recursos de internet en muchas profesiones, exige la protección y uso del copyright. Existen libros, diseños, temas musicales y videos de uso público que son aprovechados para uso personal, pero también se usan para lucrarse con las creaciones de otros. Aquí se incurre en delito si no hay permisos previos.

Es decisión del autor, el qué hacer con sus derechos. Sin embargo, también es importante acotar que de acuerdo al país de origen y cultura, cada uno actúa de acuerdo a las leyes – en caso de conocerlas – ya que muchos no saben el alcance  de esta problemática.

La propiedad intelectual y los derechos de autor en el ámbito digital son dos aspectos que deben ser bien tratados. La idea no es enfrentar problemas legales con el creador de la obra. La legislación en materia de derechos de autor incluye normativas obligatorias que deben ser conocidas por todos los usuarios y propietarios de una web. Las imágenes, textos y videos  también están regulados bajo derechos de autor.

En el ámbito gráfico y de diseño, existen, desde hace muchos años, páginas dedicadas al alquiler y venta. En este rubro están, las imágenes, cortos,  videos e  ilustraciones que son de uso comercial. De esta manera se hace un buen uso de los elementos de internet y el autor ganará dinero o créditos por su obra. Es lo legal.

También se debe destacar que para casos offline, existen diferentes organizaciones – segun el pais – quienes rigen la legalidad de estos derechos de autor. Es importante conocer sobre los registros de marca.

Los videos en la plataforma YouTube

Los problemas que puede acarrear el no tener en cuenta el copyright  son varios. Desde  el envío de un simple y directo correo electrónico, avisando al propietario de la web que debe retirar un contenido determinado, hasta delitos más graves, como el pago de una elevada multa o litigios en los tribunales.

Cualquier obra por el simple hecho de existir,  está  protegida y no puede ser usada por terceras personas sin autorización. Salvo en determinadas excepciones acotadas (de acuerdo al tipo de registro hecho a la obra).  El simple hecho de su creación, elaboración o composición confiere una propiedad intelectual sobre la obra en cuestión.

En el caso de YouTube, la reconocida plataforma de vídeos, no existen problemas para incrustar el enlace de un vídeo en una página web. El problema inicia a menos que este video se encuentre unido a una licencia Creative Commons. De esta forma no podrá ser  descargado e insertardo en otro sitio, aunque se haga una ligera modificación, por pequeña que sea. Si aún así, se logra insertar el video, generará problemas que no convienen  para la imagen de marca.

Un ejemplo sencillo: Alguien desea colgar un video en Youtube, pero tiene mezclado un tema de musical de un artista reconocido.  Esta  plataforma no accederá a insertar ese video, indicando que dicha pieza tiene registros musicales no autorizados. Aquí comienzan las limitaciones, y es necesario obtener permisos – si el caso lo amerita – sino, cambiar la música del video.

Facilidades  de registro del copyright: SafeCreative

SafeCreative es una plataforma gratis dónde los usuarios pueden crear a través de  una cuenta personal el registro de las obras. Es importante acotar que esta plataforma se usa sólo para contenidos virtuales.  Visitar SafeCreative  le ayudaría a ampliar su obra y protegerla.

Una vez registrada la obra en internet, la  autoría será demostrable. Con esta plataforma se  poseen los derechos de autor en internet de esa obra. Además se podrá elegir qué tipo de licencia asociar y si desea que pueda ser descargada o que contacten con el autor  a través de la página personal.

Esta es una forma de dejar constancia fidedigna de la creación, la autoría y la licencia junto con sus restricciones. También ayuda a poner en contacto con mayor facilidad, gracias a un entorno web, a aquellas personas que quieran hacer uso de una obra concreta con su autor.

Con SafeCreative  es posible que en vez de usar la obra sin permiso ni crédito, este permiso pueda ser concedido con más facilidad.

Resumiendo

Se cree que las obras pueden producir dinero con su comercialización y se quiere tener el mayor control posible, sobre dónde y cómo se usan dichas creaciones, el copyright es una buena opción. Eso sí, hay que tener en cuenta la baja difusión que tienen en Internet en detrimento de otras formas de licencias más abiertas, donde a pesar del uso y dominio público, logran tener más proyección y por ende en otras instancias, ganancias de acuerdo al marketing que se logre hacer a través de ese “dominio público” que en muchos casos ganará éxito.

Una respuesta a Copyright: Proteger la originalidad en tiempos globales