Comercio Digital en México Innovación de Negocios

 

La evolución de la sociedad migrando de equipos analógicos a digitales ha elevado el nivel de Comercio Digital en México. El cambio de mentalidad de los usuarios, la reingeniería de procesos y los nuevos métodos en la oferta y demanda de productos y servicios a través de la red han reestructurado los negocios.

El Comercio Digital en México está ante contextos y consumidores multiplataforma y multitárea. Por consiguiente, va de la mano con el avance tecnológico. Hoy se diseñan estrategias para impulsar la actividad económica optimizando el intercambio de bienes, productos y servicios en el entorno digital.

La transición del Comercio Digital en México ha sido una tarea compleja. principalmente atravesda por la renovación integral de los equipamientos y el manejo de los recursos documentales. En la maduración de esta etapa, resulta posible el acceso remoto a cualquier contenido audiovisual, por ejemplo. Así com también la revisión de un catálogo, la compra y el pago electrónico a traves de la Web.

La evolución del Comercio Digital en México ha resultado del cambio de la forma de comerciar y contratar. La transformación en los sujetos que intervienen en las transacciones, se materializa en línea. En esta sentido, se han establecido una serie de normas y protocolos para asegurar las transacciones. con base en lo cual, el comercio electrónico puede clasificarse en:

A. Conforme a las partes que intervienen:

B2B ( Business to Business) es que se lleva a cabo entre dos empresas
• B2C (Business to Consumer): es el comercio de productos que se establece entre una empresa y un consumidor.
• C2C (Consumer to Consumer): implica el comercio entre consumidores mediante una empresa que solo funciona como soporte del intercambio.

Regulación del Comercio Digital en México

En este ámbito, México ha realizado una serie de cambios en su marco legal y jurídico. Sin embargo, un aspecto fundamental es el comercio transfronterizo, resultante de los tratados y acuerdos comerciales. El tema del comercio electrónico, por su parte, se lleva conforme al tratado integral Transpacífico.

Actualmente se tiene la necesidad de homologar los principales socios comerciales de México. Así como también el reconocimiento de firma electrónica en los tratados de libre comercio. Adicionalmente establecer medidas jurídicas para tipificar las actividades y la penalidad en las operaciones delictivas.

De igual manera, en materia de seguridad, se coordinan estrategias en ciberseguridad y privacidad. También se apunta a actualizar y robustecer los mecanismos de mediación y solución de controversias, que agilicen el goce de derechos y la reparación de daños.

Adicionalmente se establecen los extremos legales que limiten y regulen  la responsabilidad de los intermediarios en materia de derechos humanos, y propiedad intelectual.

También el libre flujo de la información personal fuera de las fronteras es objeto de revisión. Informando al titular de los datos y con medidas de seguridad adecuada. Evaluar los ajustes pertinentes en su marco legal conforme al Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Uso de internet en México

• En el año 2017, el número de usuarios de internet ascendió a 79.1 millones de usuarios lo que significó un incremento del 12% con respecto al año 2016. En cuanto al perfil del internauta 51% correspondió al género femenino y 49% al masculino.

• La variable edad quedó representada de: 6 a 11 años con 16%, 12 a 17 años 18%, 18 a 24 años 17%, de 45 años a 54 años 9% y 55 años y más 7% . Éstos dos últimos grupos han sido los de mayor crecimiento. La madurez del usuario representa que el 66% de los internautas mexicanos, utiliza la herramienta desde hace 8 años.

• La principal barrera encontrada por el usuario, continúa siendo la velocidad de navegación. La percepción del mal servicio se encuentra presente en el segmento de más de 34 años edad.

• Los momentos de conexión empezando el día (6 a 9hrs) y al final del día (21 a 24hrs) son las horas de mayor tráfico.

• El internauta mexicano pasa conectado a internet, diariamente, un promedio de 8hrs con 12 minutos, 11 minutos más que el 2017.

• Las redes sociales permanecen como la primera actividad en línea. Ganan terreno actividades como compras en líneas y gestiones de gobierno.

• El Smartphone es el principal dispositivo para acceder a alguna red social, 7 de cada 10 internautas utilizan éste dispositivo.

Comercio digital en México

La dinámica mencionada permite visualizar la importancia del Comercio Digital en México. Éste ofrece múltiples beneficios, disminuye costos, y genera  nuevas opciones de productos y servicios.

Estas tendencias también permiten establecer precios competitivos y la innovación en la vida comercial. Igualmente favorece el emprendimiento y el ingreso de nuevos competidores.

Las plataformas colaborativas representan nuevas oportunidades disruptivas de negocios y una alternativa de ingresos para la población. La economía colaborativa representada por los préstamos entre pares y el trabajo en línea, así como el alojamiento entre iguales y la trasmisión de música y videos, generarán más del 50% de los ingresos mundiales totales, frente al 5% que representa actualmente.

La evolución del comercio electrónico en México indica que para el año 2012 representó 85.7 millones de pesos, pero para el 2016 se triplicó alcanzando 329.8 millones de pesos. Estudios internacionales prevén que el comercio digital en México tendrá un crecimiento promedio anual entre 17 y 22 por ciento en los próximos tres años.

En la actualidad México se ubica como el segundo país en Latinoamérica con mayores ventas de retail por Comercio electrónico, después de Brasil. Se proyecta un crecimiento anual promedio del 21% en los próximos tres años. Para el 2020 se pronostica que el 2.5% de las ventas del retail será en línea.

Por otra parte, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el comercio y Desarrollo en su medición del comercio electrónico para el año 2017 estableció cuatro indicadores para evaluar el índice B2C (transacción entre una empresa y un consumidor).
1. Penetración del uso de internet, ubicándose en 64%
2. Servidores seguros por 1 millón de habitantes, se ubicó en 56%,
3. Población con cuenta Bancaria, se ubicó en 39%,
4. Confiabilidad postal obtuvo 11/100

En la evaluación de éste índice, México ocupa la posición 90 de 144 economías. Así como el noveno lugar de los países de Latinoamérica, detrás de Argentina, Belice, Brasil, Costa Rica, Colombia, Chile, El Salvador y Uruguay. El país  se encontraba en la posición 68 en el ranking del 2016.

Los retos actuales se encuentran en aumentar la conectividad, la bancarización y, particularmente, mejorar el servicio postal. Siendo este último el indicador peor evaluado sólo 11 puntos de 100.

Impulso del Comercio Electrónico en México

Las estrategias que actualmente orientan el Comercio Digital en México no cuentan con la cooperación y comunicación efectiva. La percepción de los usuarios es que no existe coordinación entre los órganos y entes del estado con la sociedad, los comerciantes y expertos en tecnología de la información.

Es necesario acometer y abordar cambios que permitan promover y ordenar el desarrollo del comercio electrónico en aspectos como los detallados a continuación:

• Es necesario Instalar las unidades de comercio electrónico en la Secretaria de Economía y PROFECO a más tardar en Diciembre del 2019.
• Contar con mayor coordinación mayor entre los órganos y entes que generan programas y regulan el comercio electrónico.
• Es necesario destinar recursos para la pequeña y medianas empresas que emprendan el Comercio electrónico.
• La Constitución del Consejo Nacional para el Desarrollo del Comercio electrónico a más tardar en Diciembre del año 2019.

Promoción del Comercio Electrónico en México

Los estudios internacionales indican que es necesario fortalecer las competencias en las tecnologías de información. Articular con las empresas a los fines de determinar qué habilidades digitales se requieren: Ciberseguridad, internet, Big data, aplicaciones y comercio electrónico, entre otras.

El gobierno debe crear programas de capacitación que aborden las áreas rurales promover e implantar los instrumentos del comercio electrónico. Con miras a la asociatividad público-privada para promover las exportaciones con el Comercio Digital en México.

Las universidades deben actualizar los diseños curriculares, con el objeto de fortalecer las competencias de los egresados. Este esfuerzo debe articularse con las necesidades de las empresas. Es pertinente la creación de una plataforma, que oferte estudios de postgrado, diplomados y/o cursos relacionados con el comercio electrónico.

En este sentido sirve la experiencia de Reino Unido con su diseño de un programa para garantizar las habilidades digitales necesarias para el trabajo en la próxima generación. Es el primer país que ha diseñado para la educación básica clases de codificación, con cinco mil Code Club en línea. 

Ha dispuesto también de un nuevo centro de comercio digital para ayudar a las empresas a exportar, dirigido a exportadores actuales y potenciales.

En conclusión, el comercio digital en México debe brindar el acompañamiento y empoderamiento del comercio electrónico en las empresas. Promoviendo normativas neutrales, flexibles, competitivas y efectivas para dar certeza al negocio en línea.

Así como también promover que los servidores públicos socialicen el marco jurídico del comercio electrónico con los particulares para el fomento económico.

Además de contar con talento innovador con conocimiento y habilidades para la implementación del comercio electrónico en las empresas.

A la vez que desarrollar mecanismos de autorregulación que contribuyan a aumentar la confianza en el comercio electrónico. Tomando en consideración los Códigos de buenas práctica para el comercio electrónico de Chile y el de Sharing de España.

Igualmente es importante la creación de un Registro Público de Negocio que realicen actividades de comercio electrónico. Así como disponer de información pública, objetiva y confiable para diseñar normas, planes y programas.

Es esencial establecer líneas de acción enfocadas a enlazar fabricantes, agricultores, proveedores, emprendedores a los fines de propiciar las ventas en línea.

Finalmente, el sistema de pago debe ser seguro con autenticación eficaz, basados en regulaciones consensuadas entre gobierno, empresas y bancos.