Branding para Fortalecer la Presencia de la Marca en el Mercado

Respecto al Branding se han emitido infinidad de conceptos, coincidiendo todos en que se trata de “construcción de marca” y en “gestión de marca”. Es decir, comprende todos los elementos que, de una u otra forma contribuyen a la definición de la marca, a formar su identidad. De allí la necesidad de trabajar en los más esenciales para transmitir la imagen que la empresa quiere dar ante el público, ante los clientes.

En otras palabras, la marca es elemento central en el que se enfoca el Branding, destacando que ésta no sólo es un simple logo o eslogan, va más allá, abarcando una serie de componentes tangibles e intangibles, incluyendo la percepción que las personas se forman en su imaginación, alrededor de cada interacción con el producto o servicio que la empresa ofrece, incluso con la misma empresa proveedora. Todos esos elementos deben transmitir los valores y la personalidad de la marca efectivamente.

Con el Branding se persigue, además de transmitir de manera efectiva esos valores, también lograr que la marca se diferencie de la competencia y sea reconocida por ella, por sus particularidades, al mismo tiempo que busca posicionar la marca y que ésta sea recordada, tal como lo aspira la empresa.

Para que el Branding sea efectivo no es suficiente que se maneje o gestione la percepción del cliente. Es importante planificar muy cuidadosamente todos los elementos que, de una u otra manera, interactúan con el cliente. Si esto no se realiza así, la imagen que se transmita no será clara o nítida. Es necesario tener un muy buen control sobre todos esos elementos o puntos de contacto. Cada una de las experiencias que las personas tienen con estos puntos de contacto suman para construir la marca, y lograr un Branding exitoso.

Se puede afirmar que son muchos los detalles a considerar al trabajar con Branding, siendo todos perceptibles para el cliente. Existen los detalles más técnicos y tangibles, hasta los más pequeños que parecen imperceptibles, que igualmente, influyen en la forma como el cliente ve la marca, de allí que deben gestionarse todos de manera integral. Son importantes los aspectos técnicos del producto o servicio, así como los referidos a la apariencia del personal, los olores y colores del ambiente del punto de venta.

Para construir  Branding efectivamente se debe:

  1. Tener claro el mercado al cual se dirigirá la marca, debiendo conocer bien al público, incluyendo la sicología del consumidor. El Branding de marca pretende garantizar su posicionamiento en el mercado, colocando en un sector específico, su valor y resaltándolo frente a la competencia.
  2. Diseñar y definir la identidad corporativa profesional, Es decir, que debe definirse la marca, que representa lo que más valor le da, diferenciándola ante otras de la competencia.
  3. Diseñar la estructura arquitectónica de la marca, que comprende el diseño gráfico, es decir, los colores, el tipo de letras, debiendo tener las tonalidades y tipos adecuados, que demuestren, de acuerdo a la actividad de la empresa, símbolos de solidez, confianza, responsabilidad y estabilidad. Este aspecto es complementario del anterior. Realizando un buen Branding, la empresa logrará posicionarse tal como lo espera.
  4. Elegir el nombre más idóneo, que debe ser breve, de fácil pronunciación (incluso en varios idiomas de importancia), y que también sea fácil de recordar. Que denote y connote emociones y sentimientos positivos. Con el Branding se busca que el solo nombre tenga la fuerza de poder transmitir la idea que se pretende, mostrando carácter y personalidad por sí mismo. Se han visto casos de empresas que no han sido tan creativas en esto de seleccionar el nombre, pero que han alcanzado resultados exitosos con sólo utilizar el apellido del fundador de la empresa como marca.

Considerando que una marca la tiene cualquier negocio, ya sea que forme parte de una estrategia bien planificada o no. Lo más importante es si la marca es “buena” y si contribuye al logro de los objetivos estratégicos del negocio. Es allí donde el Branding juega un papel relevante, entendiéndose éste como la gestión de marca. Cualquier empresa puede tener una marca, y puede ser buena, pero no gestionarla correctamente, puede acarrear serios problemas.

Con el Branding se entiende que la marca es mucho más que colores, empaque, el diseño; es algo más que la campaña de publicidad. Una marca no es sólo lo que la empresa cree que es. Comprende también el “cómo ven a la marca y a la empresa”, no solamente sus clientes y público en general, sino su propio personal, sus puntos de venta, sus relacionados (proveedores); la marca debe despertar sentimientos positivos en todas estas personas, tanto en su interior, como lo que expresan de ella.

Esas percepciones son gestionadas por el Branding al construir la marca, siendo su responsabilidad lograr la conexión emocional y sentimental con la marca, ya que la mayoría de las decisiones de compra del cliente, son producto de fuertes conexiones de este tipo. De allí que se diga que los productos y/o servicios que la empresa ofrece, deben incluir cierta dimensión emocional. Al vender no basta con hacerle pensar al cliente, es necesario hacerle sentir que la empresa está ofreciendo solución a su problema.

El Branding es necesario porque no necesariamente un producto o servicio le gustará a todo el mundo, debiendo enfocarse en un segmento específico del mercado. El segundo elemento importante consiste en cómo dirigirse a la gente y cómo relacionarse con ellos. Y, el tercer elemento en el Branding está referido a qué es lo que ofrece, lo cual sea un producto o servicio, deberán estar bien diseñado y bien definido.

Recomendaciones para hacer Branding

  1. En todos los documentos que emita la empresa u organización debe utilizarse la marca en el encabezado, lo que asegura que la misma siempre esté presente.
  2. Agregar al nombre de la marca, en el encabezado, un lema o eslogan que presente una solución o un beneficio. Ejemplo: “Brindamos soluciones para tu empresa”, “Su tienda en casa”. Al hacer Branding, es primordial acompañar el nombre con una frase, destacando lo que ofrece la empresa como solución a sus clientes. Esta frase o lema es lo que se ha denominado “eslogan”.
  3. Al construir y desarrollar una marca debe tomarse todo el tiempo necesario. Se recomienda utilizar una sola imagen, un solo estilo y diseño de marca. Llevar una marca a un alto nivel de solidez implica muchos años de repeticiones.
  4. Incluir la marca y el eslogan en todas las formas que utilice la empresa para comunicarse. Esto incluye toda la papelería interna y hacia lo externo de la organización; en las cartas, en los libros de normas y procedimientos; en las facturas, tarjetas de presentación; en los camiones de despacho, entre otros.
  5. Utilizar frases descriptivas específicas, evitando el uso de las muy generales, ya que estas limitan la promoción de la marca. El Branding debe hacer uso de frases que identifique lo que hace la empresa y la distinga de la competencia.
  6. Con la aplicación correcta del Branding se hace énfasis en agregar valor a la marca, en virtud de que los clientes buscan adquirir soluciones a sus necesidades o problemas. La empresa debe enfocarse en los beneficios que como valor añadido aporta el producto que ofrece, siendo el elemento de mayor importancia a la hora de crear la imagen de un marca, su fortaleza.

Se puede resumir diciendo que para hablar de Branding es imprescindible mencionar la marca.

Según la Asociación Americana de Marketing, marca es “un nombre, signo, símbolo o diseño, o una combinación de ellos, cuyo fin es identificar los bienes o servicios de un vendedor y diferenciarlos de su competencia”

Por otro lado, la Asociación Española de Empresas de Branding o AEBRAND, define Branding en las siguientes palabras: “El branding es la gestión inteligente, estratégica y creativa de todos los elementos que permiten diferenciar la identidad de una marca (tangibles o intangibles), que contribuyen a la construcción de una promesa y de una experiencia de marca distintiva, relevante, completa y sostenible en el tiempo”

Si la empresa desea construir y gestionar su marca adecuadamente, el Branding es la metodología ideal para que tanto la organización como su marca, se posicionen en el mercado que desean, logrando cumplir con los objetivos estratégicos que haya planificado. Siempre existe la opción de apoyarse también en los expertos.