Alianzas estratégicas en tiempos de crisis e incertidumbres

«En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”  ― Albert Einstein

 

DESAFÍOS EN TIEMPOS DE CRISIS

En los momentos actuales, las organizaciones enfrentan desafíos y cambios en diferentes contextos, representados por tiempos de crisis, caos e incertidumbres, que exigen muchas veces cambiar el rumbo bajo el cual se venía funcionando sin mayores trabas, y donde era posible lograr buenos resultados con tan solo administrar los recursos internos de la organización en función de alcanzar los objetivos y metas, arrojando resultados positivos en los balances anuales (financieros, recursos, productividad).

EXPLORANDO NUEVOS RUMBOS

Estos cambios encaminan a explorar nuevos rumbos, a tomar riesgos dentro de las posibilidades presentes y futuras. Para ello la organización debe entrar en un proceso de renovación que le permita mantenerse operando y respondiendo de manera efectiva a las nuevas demandas de su entorno.

OPORTUNIDADES DE ALIANZAS ESTRATEGICAS

En este sentido, una de las estrategias significativas en momentos de incertidumbre para la alta dirección de las empresas, son las alianzas. Representa un valor importante considerar dentro de las organizaciones el identificar y evaluar los mecanismos para crear alianzas, con el fin de conocer las oportunidades existentes para establecerlas estratégicamente, y dar frente a los cambios, concibiendo acciones que dirijan los esfuerzos a lograr los mejores resultados desde el punto de vista de la satisfacción del cliente o receptor del bien o servicio.

LA FUERZA LABORAL Y LA EXCELENCIA

El rol de la dirección y gerencia de la empresa será identificar el papel que juega como parte de un sistema representado por un mercado, con ofertas y demandas, definido por los bienes y/o servicios que ofrecen, para retroalimentar la planificación anual de gestión en función de las alianzas estratégicas concertadas con otras empresas. Esta acción requerirá preparar y capacitar a la fuerza laboral para desarrollar un buen nivel de excelencia que conlleve a elegir estándares de productividad, fortaleciéndose en conjunto para atender a un mercado global. Se requiere en estas alianzas la sinergia necesaria para lograr el objetivo superior compartido por los integrantes de estas alineaciones.

 El resultado será darse a conocer por la calidad del servicio, bien o producto, y en sus promociones de mercadeo, anunciar que lo que se ofrece es con el respaldo de la empresa o grupos de empresas que lo conforman. Para ello es necesario tener un cierto reconocimiento en el mercado como marca de calidad, darse a conocer en el potencial mercado tanto nacional como internacional.

SISTEMA INTEGRADO

Estas alianzas se crean a partir de conformarse como parte de un sistema integrado, donde confluyen en cooperación las fortalezas de cada empresa, asegurando que el proyecto sea sustentable, pudiéndose concertar entre pequeñas, medianas y grandes empresas, creando figuras legales representadas en corporaciones, red de empresas, fusiones, grupos, servicios de outsourcing.

MODELO DE ALIANZAS ESTRATEGICAS

Un excelente ejemplo a resaltar, en este orden de ideas y conceptos, es el gigante farmacéutico Eli Lilly, que ha estado formando alianzas durante casi un siglo, de acuerdo con su folleto: “El Poder de la Asociación”, y fue la primera compañía en su sector que estableció una oficina dedicada a la gestión de alianzas.  Lilly actualmente cuenta con más de cien asociaciones en todo el mundo dedicadas a la investigación, el desarrollo, y la comercialización.  Por ejemplo, Lilly se asoció con la compañía Galápagos con sede en Bélgica para desarrollar tratamientos para la osteoporosis. Lilly también se asoció con el grupo médico BioMS de Canadá en un acuerdo de licencia y desarrollo de un nuevo tratamiento para la esclerosis múltiple.  En Japón, Lilly se ha asoció con Kyowa Hakko Kogyo Co., Ltd., para hacer un tratamiento del cáncer dirigido al mercado.  Lilly tendrá la licencia exclusiva para desarrollar y vender los productos en todo el mundo excepto en Japón, y las dos compañías compartirán los derechos en algunos países asiáticos.

COHESION DEL EQUIPO DE TRABAJO

Para construir unas alianzas efectivas desde sus inicios, las empresas deben crear las reglas de juegos claras, y firmar acuerdos y convenios que faciliten la máxima  interacción, cuidando de mantener su identificación propia. Para ello, surge la necesidad de practicar la cohesión interna, la sinergia de su equipo de trabajo.  Esta integración interna, vendrá dada por el esfuerzo y energía dedicada a construir y desarrollar una cultura fuerte, claramente identificada con la misión de la organización, dada por la generación de valores compartidos entre el equipo de trabajo, a la vez, que fijará sus sistemas de capacitación y desarrollo de su personal, hacia una gestión por competencias, que  esté enfocada en resaltar igualmente las fortalezas de su equipo, en sus diferentes niveles y rol que cumplen dentro de la organización.

INNOVACION EMPRESARIAL

Las empresas que quieran mantenerse vigentes e innovadas en un mundo cada vez más cambiante y exigente, podrán observar y elegir el tipo de alianzas más convenientes para incrementar sus fines comerciales, financieros y de crecimiento en sus competencias organizacionales.

CONCEPTOS

En opinión de directores de empresas, consideran y definen una alianza “como la integración de personas, empresas o países, con la finalidad de brindarse el apoyo o ayuda para alcanzar un fin específico, obteniendo similares resultados favorables para las partes que la conforman. Una estrategia es un plan de acción que define como una organización aprovechará sus recursos para lograr una alta ventaja competitiva en el medio ambiente de los negocios en el que se desenvuelve”.

Es el caso, que investigadores en temas de gerencia, subrayan consideraciones tales como: Pérez Valera (2008), “las alianzas estratégicas deben verse como una vía de compartir riesgos y fortalezas, -yo participo contigo en mi empresa, si tú me das participación en la tuya-.  Significa que desde el principio debe existir un equilibrio de riesgos y recompensas para las empresas involucradas. La práctica de alianzas estratégicas no solo puede desarrollarse para una sola fase de producción o venta, esta es adaptable en todas las fases de la red de valor, independientemente de la naturaleza o giro del negocio, es decir las alianzas aprovechan ventajas competitivas que originan sinergias que por sí sola no posee la empresa.  Se adquieren con relativa rapidez y poco efectivo, aunque requieren de mercados nuevos y poco conocidos (Herrera, 2000).  

TIPOS DE ALIANZAS

Según Nevado (2006), existen algunos tipos de alianzas estratégicas entre las empresas: Alianzas tecnológicas, realizadas para transferir o para desarrollar nuevas tecnologías. Alianzas de producción, realizadas para transferir conocimientos de producción o para especializarse en unos productos o parte de la producción y mejora la competitividad de ambos.  Alianzas de mercadeo y ventas, permite optimizar sus capacidades de “marketing” y ventas completando su gama con la del otro, ingresando a un mercado imposible o difícil para los extranjeros, o reducir los gastos de mercadeo, ventas y distribución. Alianzas de expansión internacional, acuerdo para entrar conjuntamente a un tercer país o zona del mundo. La tendencia general a la globalización hace que este tipo de alianzas prolifere cada vez más.

Las alianzas estratégicas no tienen que tener necesariamente una estructura accionaria, aunque a veces esta existe (Nevado, 2006), con el objetivo de consolidar una cierta relación a largo plazo y proceder al desarrollo de actividades conjuntas en el ámbito internacional (Hernández y Castillo, 2000).

CULTURA ORGANIZACIONAL

Ahora bien, las alianzas conllevarán a revisar el funcionamiento y ambiente interno de las empresas que la conforman. Desde el punto de vista empresarial, gerencial y organizacional, hay que resaltar que representa el deber ser, trabajar con el equipo de trabajo en la definición y declaración de una visión y misión compatible, y valores compartidos, como factores determinantes para construir y mantener una cultura organizacional motivada hacia una gestión con resultados medibles de productividad, innovación, calidad y excelencia.

¿Qué significado aportan las alianzas estratégicas para el ambiente interno de las organizaciones?

Un gran significado, ya que vendrían a representar el mecanismo de retroalimentación que conllevaría a crear un clima laboral competitivo, representado por la integración del equipo de trabajo e identificado con la misión de la empresa, pero a la vez preparado en las competencias clave para obtener el máximo provecho en la integración con otras organizaciones.  Entonces estaríamos hablando de la importancia de establecer mecanismos de capacitación del capital humano y su cohesión (alineación), a fin de lograr los objetivos y metas planteadas, influyendo positivamente en la eficiencia y efectividad laboral.  Es una relación de ganancia para todas las partes, con un fin elevado en la prestación del mejor servicio, obteniendo un reconocimiento dado por el valor que agregan a una comunidad, una sociedad, uno o varios países.

El estudio y práctica de trabajar en el desarrollo de los factores antes mencionados, como parte del mejoramiento continuo de las organizaciones, dependerá de las iniciativas y la energía que se le dedique para que formen parte de la cultura organizacional

Las alianzas y cohesión organizacional representan unos indicadores de que la organización se mantiene a la vanguardia de los cambios permanentes, tanto externos como internos, y en un estado de previsión y renovación del funcionamiento integral de los distintos contextos en los que se desenvuelven, logrando mantenerse con unos niveles de comunicación abierta y a la vez cerrada, en el buen sentido de la palabra, cuando es capaz de reconocer el tipo de organización que representan y auto-renovarse, así como que sus interacciones internas las crean en “casa” para reconocerse como una entidad con una razón de ser, dada a prepararse para las exigencias del entorno, y afrontar los cambios.

Balaguer, Castillo, Moreno, Garrigues y Soriano (2004), dicen que la variable que ayuda a entender la dinámica del grupo y a desarrollar el buen clima en un equipo de trabajo es la cohesión. Mencionan que en los estudios realizados sobre cohesión se ha encontrado que proporciona un mayor aprendizaje, una mayor satisfacción, mayor productividad, mejor comunicación, más sentimientos de seguridad y mayor adherencia a las actividades del equipo de trabajo. Mediante la cohesión en los equipos se conseguirá una mejora de sus relaciones interpersonales y un mayor bienestar.

Bibliografía revisada:
Revista Calidad Empresarial. Innovación – productividad – competitividad. E dición Nº 16. Publicación bimestral de la Corporación Calidad 2010, C.A. Editorial El Nacional. Depósito Legal: 96-0278. I.S.S.N: 1316-3256. Caracas-Venezuela.

Pérez, V. 2008. Acuerdos de cooperación, joint ventares o alianzas estratégicas. www.editum.org.

Nevado, P. 2006. Consultor para la dirección general, especial directivos, Editorial Wolker Kluwer, España. p 179,183
Balaguer, I., Castillo, I., Moreno, Y., Garrigues, V. y Soriano, L. (2004). El clima motivacional y la cohesión en equipos de fútbol. Encuentros en Psicología Social, 2(1), 152-156.