Piratas de Contenido contra la Propiedad Intelectual

 

La imagen de piratas violentos, como navegantes que aterrorizaban los océanos y las costas con acciones deshonestas ha dado paso a otro tipo de piratería. Actualmente, navegando en Internet existen piratas de contenido, quienes toman sin autorización lo que pertenece a otros.

Según expertos, piratas de contenido son cibernautas que descargan videos, música, postcast, ebook, software, juegos, etc. sin pagar opr ello. Sin embargo, los piratas de contenido están dispuestos a pagar las descargas, pero las piratean porque no cuentan con sitios legales para comprarlas.

Las pérdidas diarias ocasionadas por los piratas de contenido son enormes. Se estima que una película pirateada antes de su lanzamiento, pierde un porcentaje considerable en sus márgenes de ganancia.

Con el auge de la era digital, la expresión creativa ha llegado a un punto elevado, que invita a la reflexión.  Un escritor,  un cantante y los inversionistas de un estudio de cine, ¿tendrán los mismos ingresos por sus trabajos en esta época?

La respuesta es negativa y esto se debe al avance de la tecnología que ha puesto a los piratas de contenido a la delantera. Lo que ocasiona que se vuelva cuesta arriba solucionar el problema de robo de propiedad intelectual.

Descargando culpas

Aunque sea difícil de creer se considera que las empresas propietarias del contenido son un poco culpables de la piratería. Por ejemplo, la industria cinematográfica, carece de una infraestructura eficiente e innovadora, para monetizar sus productos en línea.

Además, no han innovado con respecto a la restricción de acceso al contenido, en función de la ubicación geográfica del consumidor. Así tenemos una serie famosa basada en los libros de George Martin es el espectáculo más pirateado de la historia. Sin embargo, desde sus inicios el canal de televisión que la transmite, recibió ofertas de compra de los derechos de la serie para transmitirla por Internet. Pero el canal se negó a vender.

De esta forma los seguidores de la serie recurren a sitios ilegales en Internet, para acceder a los capítulos de la serie. Debido a que, habitan en  lugares donde no llega la señal del canal televisivo. Si bien no se trata de excusar conductas al margen de la ley, ningún mercado es inmune a los efectos de la demanda.

Por otra parte, la consideración de que las empresas productoras de películas y vídeos tratan sus contenidos como un producto en lugar de una experiencia. Es decir continúan aferradas al modelo de distribución mediante copias digitales, en lugar del pago por ver. Que hoy resulta más ventajoso y sensato frente a la obsolescencia anunciada del viejo modo.

A pesar de las pérdidas millonarias diariamente fomentadas por los piratas de contenido las medidas legislativas a nivel mundial no alcanzan para combatir la piratería.

Sin embargo, la federación de protección de propiedad intelectual y la alianza de creadores e industrias de contenido se unen contra la piratería. También, se incorporó el Ministerio de Educación de España y han revelado el informe Observatorio de la piratería 2017. En el mismo se recopilan datos relacionados a la piratería de vídeos, películas, música, libros, juegos, software y películas.

Aquí algunas consideraciones según el estudio que destaca el consumo de contenidos digitales:

  • Hubo un descenso en el acceso ilegal de películas del 12%.
  • Con respecto a la descarga de música también, disminuyó el 10,1%.
  • En el caso de las descargas de libros y videojuegos el renglón aumentó 12%.

Las asociaciones para combatir los piratas de contenido han señalado que, las estrategias para efectuar copias piratas y distribuirlas son muy rápidas. En comparación con la adecuación del marco legal que penaliza estas acciones.

Tomando en consideración que hubo un descenso en algunos renglones de contenidos, hay que ejecutar acciones contundentes para evitar la piratería. Estas gestiones van desde medidas judiciales, hasta el bloqueo de dominios donde se fomentan estas prácticas ilegales.

Riesgos para los cibernautas que descargan contenidos ilegales

Son muchos riesgos que corren los cibernautas al descargar contenidos ilegales desde sus computadores. Por ejemplo los softwares de las computadoras se actualizan automáticamente cuando son legales, pero las versiones pirateadas no se actualizan.

Cuando el cibernauta recurre a descargas sin autorización, provenientes de sitios web inseguros pueden descargarse también virus y malwares peligrosos. Estos indeseables programas dañan los datos, el equipo y pueden dar acceso a los hackers, para el robo de información valiosa.

Dependiendo del país donde se realice la descarga, el pirata de contenido se expone a recibir condenas judiciales como multas y prisión. Por ejemplo, en Estados Unidos con la Ley Antipiratería, el infractor puede recibir hasta 5 años de prisión por descarga de contenidos protegidos.

¿Cómo evitar la piratería de contenido?

A continuación, se presentan medidas preventivas que, pueden aplicar las empresas para evitar que sus empleados en horas de trabajo sean piratas de contenido. Además, las organizaciones pueden contribuir en el combate de la piratería que, en Latinoamérica recibe 2,5 billones de visitas anuales dirigidas a páginas piratas.

Software con Licencia

Todo el software que se utilice en la organización debe ser adquirido e instalado con licencia. Esto permite mejor funcionamiento de los programas, protección contra malware, actualizaciones y se evitan demandas judiciales, por uso ilegal de software pirata.

No hacer publicidad en páginas web piratas

Los empresarios deben evitar colocar sus anuncios publicitarios, en sitios que fomenten la piratería de contenido. Estas páginas reciben ingresos gracias a anuncios publicitarios, lo que les permite consolidarse para fomentar el robo de propiedad intelectual.

Alianzas empresariales y gubernamentales

El establecimiento de coaliciones para combatir los piratas de contenido son buenas estrategias en regiones como Latinoamérica. Los gobiernos y las empresas deben sumar esfuerzos para que no se perjudiquen los ingresos derivados de la propiedad intelectual.

Desarrollo y mejora de recursos tecnológicos anti piratas de contenido

La imaginación de los piratas de contenido es impresionante, es por esto que las organizaciones deben desarrollar recursos tecnológicos más efectivos. Además, se deben implementar campañas de difusión sobre el riesgo de no establecer recursos de protección contra la piratería.

La ciberseguridad debe ser premisa en las empresas que deseen protegerse de todos los riesgos que atentan contra los recursos de la organización.

Para finalizar, todos los cibernautas del mundo merecen tener acceso legal a toda la variedad disponible de contenidos audiovisuales. Igualmente, estos contenidos deben tener la protección apropiada. Asimismo, los gobiernos deben crear mecanismos legales efectivos que castiguen a quienes violen las normas de propiedad intelectual.

Además, las organizaciones, sobre todo las del mundo del entretenimiento deben estar conscientes de que la sociedad digital llegó para quedarse. Igualmente, trabajar para que sus empresas permitan a los usuarios, acceder a soluciones como pagos para ver y suscripciones a precios razonables.

Sin duda, estas y otras acciones contribuirán a disminuir la piratería de contenido y a garantizar el disfrute de ingresos producto de la propiedad intelectual.