Qué es el Liderazgo Digital y Cómo Fomentarlo en tu Empresa

 

Liderazgo digital es lograr que la organización, sea productiva, disminuya  costos y tenga más ventajas competitivas, digitalizando sus  procesos mediante la tecnología.

Para que las empresas tengan liderazgo digital, deben redefinir sus modelos de negocios, para adecuarlos a nuevas oportunidades. Ya que con la evolución de los negocios 4.0, los clientes tienen nuevas exigencias y la competencia es más difícil de superar.

Sobrevivir en los negocios digitales y globalizados, implica transformación organizacional. Pero la misma no debe confundirse con acciones tecnológicas limitadas. Algunos emprendedores opinan que creando una página web ya tienen liderazgo digital. Sin embargo, este es apenas es el inicio del camino hacia la  digitalización.

El liderazgo digital no es el futuro, significa mas bien el ahora. Por cierto, el tamaño de la empresa no es impedimento, para acceder a los mismos recursos tecnológicos disponibles para las grandes organizaciones.

La tecnología, ha logrado que los negocios deban adaptarse a la transformación constante. Ahora bien, las empresas no pueden seguir empleando las mismas estrategias de negocios tradicionales. En este contexto es más valioso tener una visión de liderazgo digital.

Algunas estrategias transformadoras, orientadas por la tecnología para que la organización pueda innovar y alcanzar el liderazgo digital son:

  1. Líderes con actitud digital, pensamiento técnico y estratégico

  2. Adaptar las compañías a las exigencias tecnológicas del momento. Esto impulsa cambios en la forma de liderar y gestionar en los siguientes aspectos:
  • Funciones productivas.
  • Canales de distribución.
  • Atención al cliente.
  • Los mercados.
  • El equipo de empleados.

Los liderazgos deben ser ejercidos con actitud digital, pensamiento técnico y estratégico, lo que garantiza actuaciones inclusivas, flexibles y transparentes. El líder que fomenta antiguos paradigmas piensa individualmente, manda pero jamás lidera, es burocrático, no piensa en un futuro y antepone sus intereses particulares.

Además, no es excusa desconocer las nuevas tendencias. Para el liderazgo digital la dirección está orientada a brindar las mejores soluciones para la empresa. Las soluciones están al alcance de la mano, simplemente se debe tener la voluntad de conocer y aprender sobre las mismas.

Seguidamente, los gerentes cuando implementan cambios estratégicos y tecnológicos, deben idear una transición sin traumas ni retrasos. Además, durante un período los procesos tradicionales deben efectuarse paralelamente con los automatizados. Con la intención de dar tiempo a que la nueva plataforma se acople y los empleados se adapten.

Gestionar y aprovechar el Big Data

Una de las bases para el éxito de las empresas es la información. En la actualidad, las compañías con liderazgo digital usan big data para disponer y controlar mejor la información.

En estos momentos, con la tecnología es más fácil recopilar datos,  procesarlos, guardarlos y difundirlos a velocidades asombrosas. Además, automatizar los datos permite:

  • Recopilar información donde se puede determinar, cuales aspectos de la compañía deben mejorar.
  • El análisis de los datos permite, mejorar la toma de decisiones en la organización.
  • Al contar con información analizada, se pueden diseñar nuevos productos. Así como evaluar los existentes para innovar en ellos.
  • Segmentación de los clientes, para orientar el servicio a la satisfacción de sus necesidades.
  • Se puede consultar la información dentro de la empresa de manera rápida, confiable y segura.

El desafío de las organizaciones con liderazgo digital, no consiste solamente en el manejo del big data. También, deben efectuar esfuerzos para proteger la información. Por consiguiente, un plan de gobernabilidad en big data permitirá organizar la información, establecer permisos seguros de accesibilidad y disminuir los errores.

Basado en el impulso del big data para el liderazgo digital, se ha legislado sobre esta materia en todo el mundo. Básicamente para proteger la privacidad de los datos. En consecuencia, las organizaciones deben reforzar acciones como:

  • Mejorar los niveles de accesibilidad a los datos.
  • Seguridad perimetral con cortafuegos y autenticación integrada.
  • Encriptación de los datos.
  • Estrategia de arquitectura de datos unificadas.
  • Implementación de auditorías de sistemas, para supervisar la gestión y manejo de los datos.

La big data está cambiando, en una carrera rápida a las organizaciones y a su vez las organizaciones a la sociedad.

Fidelización de los clientes por medio de la tecnología

El impacto de la tecnología debe ser tomado en cuenta en las organizaciones que deseen tener liderazgo digital. Actualmente, los clientes tienen acceso a tecnologías que los hacen pensar distinto. En consecuencia son más exigentes y tienen mayor tendencia a cambiar su fidelización a las marcas. Lo cual impone nuevos desafíos a las empresas en su lucha por liderar mercados.

Por lo tanto, las organizaciones mediante el uso de tecnologías deben analizar el comportamiento del consumidor. Con la finalidad de predecir sus comportamientos y medir la experiencia del cliente. Esto con el propósito de implementar estrategias de marketing eficientes, creativas y adaptadas a los requerimientos de los compradores.

En la actualidad, los departamentos de marketing invierten más en tecnologías digitales que los departamentos de sistemas. Puesto que, para garantizarse una posición privilegiada ante la competencia, se debe estudiar a los clientes a través de la tecnología.

Es así como el contacto con los consumidores mediante redes sociales, páginas web, correos electrónicos entre otros, permitirá determinar su nivel de satisfacción. Por consiguiente, logrará redefinir las relaciones con los compradores, obtener ventajas competitivas y fortalecer el liderazgo digital.

Para las organizaciones es más económico fidelizar a los clientes con la marca que buscar nuevos compradores. También, está demostrado que un cliente con sus necesidades satisfechas, atrae otros a la compañía.

Una organización que desee liderazgo digital, debe tener capacidad de adaptación. Asimismo, tiene que analizar los cambios en los hábitos de los consumidores. Seguidamente establecer estrategias mediante la tecnología, para influenciar el consumo en los clientes.

Atraer personal digital, capacitarlo y retenerlo

Las empresas con liderazgo digital, deben implementar estrategias para atraer, capacitar y retener esa fuerza laboral que representan los millennials. Estos jóvenes talentos, con excelentes conocimientos en tecnología, se adaptan mejor a las organizaciones con cultura digital.

Para atraer talento millennial, las compañías deben garantizar a estos colaboradores:

  • Flexibilidad laboral que permite fidelizar a los empleados.
  • Capacitación constante para el aumento de su productividad.
  • Crear un ambiente de trabajo con un liderazgo motivador, inclusivo, inspirador y comunicativo.
  • Estabilidad laboral que garantice su permanencia en la organización.

Estas estrategias permitirán cuentar con personal que acepta la tecnología como modo de vida, porque nacieron en una era digitalizada. Además, los millennials, por su alta capacidad comunicativa digital, pueden convertirse en  los mejores voceros de la marca.

Las empresas con liderazgo digital, transforman su estilo de trabajo a colaborativo, para compartir conocimientos y estrategias de trabajo. Con el objeto de que, el equipo laboral se cohesione sin importar la diversidad que exista en el mismo.

Todo esto permitirá sacar el máximo provecho a la tecnología, e impulsar  el surgimiento de un nuevo liderazgo digital.

Entornos laborales físicos y virtuales

En la revolución tecnológica las personas enfrentan nuevas formas de vivir y laborar. En la actualidad, para retener los talentos los entornos laborales se han convertido en espacios flexibles, equilibrados y de satisfacción laboral.

Las aplicaciones digitales constituyen equipos de trabajo virtuales, la distancia no es barrera para compartir criterios y trabajar en el mismo proyecto. Los softwars de planificación estratégica, permiten la planeación de actividades y las videoconferencias reúnen a los colaboradores, para intercambiar opiniones.

También, el teletrabajo permite a las organizaciones con liderazgo digital contar con personal altamente capacitado. Además, pueden laborar con gran eficiencia en la empresa, sin importar si su ubicación geográfica es distante.

Al mismo tiempo, los sistemas cloud facilitan a los trabajadores la gestión de los sistemas de la empresa, para acceder a la información. Incluso desde cualquier dispositivo móvil, sin necesidad de estar en las instalaciones de la compañía.

Para finalizar, la transformación tecnológica permite que las organizaciones con liderazgo digital, desarrollen nuevas fuentes de ingresos a bajos costos. Además, representan una excelente oportunidad de diversificar el negocio, agregándole valor.

Igualmente, mediante la tecnología digital se puede establecer una comunicación más estrecha. Es decir, a los clientes se les puede ofrecer respuestas rápidas y oportunas. Además, se puede emplear diversos canales y dispositivos de comunicación para la fidelización del cliente.

Al mismo tiempo, se pueden redefinir los procesos, monitorear la gestión de los negocios, automatizar y proteger la información. Y de esta manera, superar los paradigmas tradicionales no sólo en el aspecto empresarial, sino social y generacional. Todo un reto de los nuevos tiempos y el desarrollo que traen consigo.